Opinión sobre Los Ayales de Raúl

Más de lo que esperaba 5 estrellas

12/abr/2017

Mi chica y yo encontramos este alojamiento con la idea de escapar de la ciudad y de la rutina del trabajo durante un par de días. Yo conocía la zona pero no el pueblo. Sabía que era bonito, pero es mucho más de lo que esperaba. El pueblo es una pasada. Se pueden hacer barbacoas en el estupendo merendero obra de los jubilados del pueblo (fuentes, mesas, sombra, horno y barbacoa cubierta). Las vistas son muy bonitas. El alojamiento está muy bien. Nos alojamos en los Ayales IV: CHIMENEA (leña más que de sobra); correcta cama de 150 con buenas (y suaves) sábanas; BALCÓN con vistas al río, las montañas y el pueblo; cocina básica, con frigorífico (GRANDE), menaje (sartenes, CAFETERA, cazos...), microondas, y dos fuegos para cocinar lo que sea; baño con DUCHA (yo soy grande y se me hizo un pelín estrecho, pero esto no es un hotel de lujo ¿no? yo me duché tan agusto con el AGUA BIEN CALIENTE después de conducir), toallas y jabón de manos (llevad el resto). [ANA: si me permites una sugerencia, yo pondría un secador de pelo. A mi no me hizo falta, pero seguro que mi chica lo hubiera disfrutado mucho]. El trato con los propietarios fue correcto en todo momento (queríamos estar a solas así que tampoco les pedimos mucho ;) Nos han atendido muy bien en las tres cosas que necesitábamos. (¡Y gracias de nuevo por el chorizo! ESTABA muy bueno...) UN ALOJAMIENTO MUY RECOMENDABLE por lo que ofrece, por el entorno, por su ubicación y porque además es barato. Mi perro de 28 kilos opina igual (no nos cobraron ningún suplemento por el perro). Perfecto. AH! por el vicio: El pueblo tiene bar (donde pude comprar tabaco). Aparcamos en la misma puerta.

Fecha de estancia: 05/abr/2017

Valoración por categorías

  • Limpieza 10/10
  • Trato del propietario 10/10
  • Entorno 10/10
  • Equipamiento 8/10
  • Relación calidad/precio 10/10
  • Calidad del sueño 10/10

Tipo de viaje: En pareja ,  con mascota

Ver todas las opiniones de Los Ayales

Ir a la página de Los Ayales