Mapa
Filtrar
Ordenar por

5 Apartamentos rurales en Huesca con Piscina

de 104 disponibles.

5 Apartamentos rurales en Huesca con Piscina

de 104 disponibles.
1 a 5 de 5

Disfruta del turismo rural en Huesca

Al norte de la península Ibérica en la comunidad de Aragón se encuentra la provincia de Huesca limitando por el norte con los pirineos; por el sur con Zaragoza; por el este con la provincia catalana de Lérida y por el oeste con la provincia de Zaragoza y la comunidad Foral de Navarra. En Huesca uno de los alojamientos por excelencia y que os recomendamos son los apartamentos rurales.

Huesca se encuentra perfectamente ubicada para hacer una escapada rural pues en su término geográfico encierra una multitud de espacios naturales que recorrer y entrar en mayor contacto con la naturaleza a la vez que se pone el contador del estrés a cero. Nos referimos a lugares como el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, el Valle de Tena, el Valle de Gistaín, la Sierra y Cañones de Guara o el Parque Natural de Posets. Disfruta de estos paisajes desde los apartamentos rurales.

Estos espectaculares rincones los podéis descubrir de la mano de determinadas actividades como son las rutas de senderismo, trekking o a caballo pues podéis llegar hasta el pico Aneto o recorrer el Macizo de la Maladeta.

aprovecha tu escapada a Huesca para conocer algunos de los municipios que se encuentran cerca de estos espacios naturales como Benasque, Bielsa o Torla. Además, para tener un mejor acceso debes alojarte en uno de los apartamentos rurales que tendrás disponibles por toda la provincia oscense.

Apartamentos rurales en Huesca

Uno de los mejores alojamientos para pasar un estancia rural son los apartamentos rurales pues en ellos te sentirás como en casa ya que dispondrás de todo lo necesario para una estancia confortable desde la televisión, DVD, Internet hasta una cocina propia para cocinar vosotros mismo y así ahorrar en las dietas sin tener la necesidad de salir fuera de casa.

Además, estos apartamentos te dan total libertad de movimientos a diferencia de otros alojamientos pues no te establecen un limite horario para el uso de determinadas instalaciones como pueden ser la piscina, el jacuzzi, la barbacoa o la zona de juegos infantiles ya que se trata de residencia individuales y donde el único huéspedes sois vosotros con vuestro grupo de amigos o familia, de manera que no os molestarán los ruidos de otros inquilinos.

La ventaja que tienen estos apartamentos es que puedes elegir uno u otro según tus preferencias ya que pueden ser más o menos grandes e incluso elegir si quieres que estén más cerca del centro urbano, en algún municipio en concreto o cerca de los pirineos.

Una de las provincias de Aragón que acoge a multitud de amantes del turismo rural cada año es Huesca, situada al norte de la Península Ibérica. Una de las zonas paisajísticas más importantes de Huesca son los Pirineos donde se concentran la mayor parte de los visitantes que quieren conocer mejor los tesoros naturales que alberga la provincia. En invierno el entorno oscense se viste de blanco para cobrar su intenso verde al llegar la primavera.

Huesca cuenta con tres parques naturales y uno nacional que dan la bienvenida a los visitantes a un espacio mágico donde habitan el mayor número de especies animales del mundo. Estos son el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, el Parque Natural Posets- Maladeta, el Parque Natural de la Sierra y los Cañones de Guara y el Parque Natural de los Valles Occidentales. Todos ellos cuentan con numerosas rutas de senderismo para recorrer los principales puntos de interés. Además de estas cuatro áreas principales hay otras muchas imprescindibles que el visitante no se puede perder, como son la Laguna de Sariñena, el Monumento Natural de los Glaciaresm la Cueva de las Güixas en Villanúa o cualquiera de los Valles del Pirineo Aragonés.

A lo largo y ancho de todo el territorio que forma la provincia de Huesca también hay muchos municipios con encanto que los turistas pueden disfrutar. Gracias a estos podrán conocer un poco más la cultura, la tradición y el patrimonio histórico y artístico de Huesca. Algunos de los pueblos más bonitos de la provincia son: Montañana, Graus, Sabiñánigo, Roda de Isábena, Fraga, Aínsa o Alquézar, entre muchos otros más.

La mejor opción para conocer de primera mano todas estas maravillas es alojarse en uno de los municipios oscenses alquilando una casa rural. Las casas rurales son alojamientos que se integran a la perfección en la vida de los lugareños y donde los huéspedes pueden encontrar la amabilidad y el calor de sentirse parte de una cultura por unos días. En verano, se puede optar por alquilar una casa rural con piscina para disfrutar con toda la familia de un baño refrescante a cualquier hora del día. Las piscinas son ideales si se viaja con niños porque se lo pasan en grande jugando con el agua. La oferta de casas rurales con piscina en Huesca es muy amplia, aunque recomendamos alquilarlas con antelación porque son las más solicitadas en la época estival.