Casa Rural El Campazo

Torrubia del Castillo, Cuenca (Castilla-La Mancha, España)

10 Nota media
Alquiler completo
Personas 5
La casa se encuentra en un pueblecito con un encanto especial, con gente especial, os sentireis como en casa. Los alrededores son el más claro ejemplo de los campos manchegos, perfecta para disfrutar y desconectar. Todo el mobiliario es nuevo, máxima comodidad.
 

Bárbara (Propietario)

Habla Español

Contactar con el propietario

Sobre el propietario y el alojamiento Leer más

Sobre Bárbara

Bárbara compró este alojamiento en 2012.

(ocultar)

Características

  • Exterior: Barbacoa,  Terraza. 
  • Interior: Colección de juegos,  Lavadora,  Microondas,  Calefacción,  Comedor,  Televisión en habitación,  Baño en habitación,  Cocina,  Baño compartido,  Televisión,  Sala de estar. 
  • Servicios: Habitación adaptada para discapacitados. 
  • Situación: Acceso asfaltado,  Zona de baño interior (ríos, embalses, etc.). 

Actividades

  • Tierra: Recogida de setas,  Golf,  Montañismo,  Rutas gastronómicas,  Senderismo - trekking. 
  • Agua: Piragüismo,  Pesca. 
  • Talleres: Observación de fauna y flora. 

Descubre en Yumping actividades cerca de Casa Rural El Campazo

10.0 / 10 Excelente

Basado en las opinión de los últimos 24 meses


Valoración por categorías

Limpieza
10.0 Muy bueno
Trato del propietario
10.0 Muy bueno
Entorno
10.0 Muy bueno
Equipamiento
10.0 Muy bueno
Relación calidad/precio
10.0 Muy bueno
Calidad del sueño
10.0 Muy bueno







Una estancia maravillosa

10 / 10
Estuve un fin de semana con mi pareja, la casa es muy confortable, muy limpia y esta totalmente equipada.
El propietario se preocupo desde un primer momento de que no nos faltará de nada. 
El entorno es maravilloso, un pueblo muy tranquilo ideal para desconectar, cercano al pantano de alarcon en plenos campos manchegos.
 

En pareja Fecha de opinión: 2016-03-12


El propietario de este alojamiento no ha actualizado su calendario de disponibilidad

Anímale a completar la información de su alojamiento desde nuestro formulario de aviso


plazas 5

1 casa

1 Habitación individual, 1 Habitación doble, 1 Habitación de matrimonio, 1 Baño, 1 Aseo

Mínimo noches Noche Noche en fin de semana Fin de semana Semana Quincena Régimen
2 90,00 € 100,00 € 200,00 € 350,00 € 450,00 € Solo alojamiento
Los precios incluyen IVA

Más información

Cantidad de la reserva:
100.0  €
Resto del pago:
A la entrega de llaves 
Formas de pago:
Transferencia bancaria ,   Cheque ,   En efectivo  
10.0 / 10 Excelente

Basado en las opinión de los últimos 24 meses

C/Dolores Buendía nº16 - 16739 Torrubia del CastilloTorrubia del Castillo (CuencaCastilla-La Mancha)

Mapa Mapa | Calcular ruta Calcular ruta

Indicaciones del propietario

Autovía A-3 Madrid-Valencia, dirección Valencia coger salida en Castillo de Garcimuñoz en el km 156 y dirección Madrid salida Torrubia del Castillo en el km 160. Continuar unos 8 km por carretera CUV-7221 hasta el municipio de Torrubia del Castillo.

Lugares de interés

  • a 30 km: Castillo de Alarcón 
    El castillo de Alarcón forma parte del conjunto de fortificaciones establecidas en torno a la villa conquense de Alarcón. Esta plaza fuerte consta de un recinto amurallado que alberga el núcleo de población y el castillo propiamente dicho, y de cinco torres exteriores aisladas y estratégicamente dispuestas. De origen árabe, dependió inicialmente la fortaleza del emirato de Córdoba. Tras la descomposición del califato cordobés y la formación de los reinos taifas, se subordinó al de Toledo. Durante su permanencia en poder de los musulmanes sirvió de bastión defensivo en sus pugnas internas. Castillo de Alarcón En 1184, Fernán Martínez de Ceballos, capitán de las tropas de Alfonso VIII, asedió la fortaleza durante nueve meses y la ganó finalmente para su rey. Se vio recompensado con el privilegio de tomar el nombre de la villa por apellido, cosa que hizo, pasando a llamarse Martínez de Alarcón y dando con ello origen a este nuevo linaje. A partir de entonces, el castillo de Alarcón mereció la atención de los sucesivos reyes de Castilla que lo engrandecieron y reforzaron, a la par que le dotaron de un fuero propio (1186) y le otorgaron el señorío de amplios territorios circundantes. Todo ello fue puesto en manos de la Orden Militar de Santiago por Alfonso VIII. Cuando en 1212 se libra la trascendental batalla de Las Navas de Tolosa, el concejo de Alarcón concurre a la misma sumando sus propias tropas a las del rey. A principios del siglo XIV, el Infante don Juan Manuel recibió de Fernando IV el señorío de Alarcón, castillo incluido. En este noble retiro escribió alguna de sus obras literarias. A la muerte del infante retornó al patrimonio real, para ser cedido ya en el siglo XV a don Juan Pacheco, marqués de Villena. El marquesado, en las personas de don Juan y de su hijo don Diego López Pacheco, tomó partido por Juana la Beltraneja y se enfrentó a los Reyes Católicos; en esta porfía logró mantener los castillos de Belmonte, Garcimuñoz, Alarcón y el Ducado de Escalona . Superada la Edad Media, el castillo de Alarcón sufrió el deterioro propio de un inmueble abandonado y en desuso. En 1712 pertenecía al marqués de Aguilar y los alarifes hacen un informe en el que mantienen que era necesaria una reforma urgente para que no se derrumbara. En el año 1720 el Castillo estuvo gobernado por Alejandro de Alarcón y la duquesa Julia de Alarcón ambos refugiaron a mucha gente duerante los conflictos en el país llegando a ser héroes de la región. En el año 1963 el ministro de Información y Turismo, Manuel Fraga e Iribarne, se lo expropió a Rafael Álvarez Torrijos Torres, natural de La Almarcha, para rehabilitarlo como el Parador Nacional de Turismo Marqués de Villena.
  • a 8 km: Castillo de Garcimuñoz 
    Al nivel del castillo, su altitud sobre el nivel del mar es de 915 metros, el resto de la población está en una cuesta descendente. Según Pascual Madoz, tiene dos montes bastante poblados de encinas. Uno de ellos denominado "el Montecillo" se sitúa al Oeste del pueblo y el otro denominado "el Sotillo" se sitúa al este.3 En tiempos de don Juan Manuel en estos montes había abundante caza para cazar con halcones que era su afición favorita y esta es una de las razones por las que prefirió Castillo de Garcimuñoz para habitar con respecto a los otros muchos castillos que poseía. El resto del terreno es llano, en especial el que colinda con los términos de Honrubia y Torrubia del Castillo. Es un terreno adecuado para la agricultura de cebada y girasol. Como una especie de isla dentro del término de La Almarcha dispone de "el monte Ardal",4 donde había un monte de carrascas que fue sacado por los almarcheños en el siglo XVIII durante el contencioso por la delimitación de términos. Actualmente su principal fuente de recursos es la agricultura. Los cultivos preferidos son la cebada, el girasol y el olivar. El cultivo del trigo hace ya unos años que está en recesión. El resto de los cultivos de los que habla el catastro del marqués de la Ensenada han desaparecido a lo largo del siglo XX. Otra fuente de recursos para el ayuntamiento es el Parque Eólico que se ha construido en el año 2011 para aprovechar los vientos del monte en los términos de Castillo de Garcimuñoz y Pinarejo. Cuenta con 17 aerogeneradores con una potencia nominal de 1.500 kW de potencia unitaria.5 La mayoría de su aguas las recogen diversos arroyos que son afluentes del río Záncara que a su vez lo es del Guadiana. Cerca del castillo nace el río Rus, que posteriormente pasa por La Almarcha, Honrubia, El Cañavate, Perona, Villar de Cantos, San Clemente y desemboca en El Provencio en el río Záncara.6 Otos arroyos que son afluentes del Záncara son: Rambla del Tierno, Cañada de la Moraleja, Vallejo de la Peña Cervera, Vallejo de la Tejera, Vallejo de la Halconera y Cañada Illán. Todos estos arroyos tienen una marcada estacionalidad, llevan agua en invierno o en días lluviosos y prácticamente van secos en verano. Entre los afluentes del Júcar, que también pasa por su término, están: el arroyo Riato junto al Molinillo, la Rambla de los Blancares, la Rambla del Tejar y la Rambla de la Casa Blanca. Desde tiempos inmemoriales Castillo de Garcimuñoz cuenta con tres fuentes de agua dulce. La fuente de abajo es una fuente que se restauró en el año 2014 gracias a una subvención europea. Se trata de una canalización subterránea de unos 220 metros de longitud aproximadamente, 1,60 metros de altura y con un canal por donde discurre el agua desde su nacimiento. En el exterior de la fuente, hay un escudo deteriorado de los Pacheco de tiempos de los Reyes Católicos, pero cabe la posibilidad todavía no confirmada de que su origen pueda ser árabe. Subiendo hacia el yacimiento hay una galería tapada que probablemente conduzca al castillo. También contiene una galería subterránea la fuente Alcázar. Junto a ella hay un sondeo para dar agua potable al pueblo que actualmente está en desuso. Aquí todavía se conserva un antiguo lavadero. La fuente del Berro, que es de agua salobre y al lado tiene un lavadero. Probablemente también tenga una canalización subterránea hasta ahora no descubierta. Se halla junto a la Autovía A3 tras cruzar la carretera que enlaza con ella bajando desde la población.
  • a 44 km: Castillo de Belmonte 
    El castillo de Belmonte es un singular edificio que, por su estado de conservación, por su especial estructura, y por su aspecto exterior, prácticamente el mismo que tuvo en el momento de su construcción, constituye un valioso tesoro patrimonial para su comarca, su región y para el conjunto monumental español. Fue construido en la segunda mitad del siglo XV, por orden de don Juan Pacheco, primer marqués de Villena. Era un momento de convulsiones y luchas internas en el Reino de Castilla. El marqués se proponía acumular territorios y construir fortalezas para hacerse fuerte ante los problemas sucesorios que se avecinaban. En 1456, en el cerro de San Cristóbal, se inicia la construcción del castillo. El comienzo efectivo de las obras se produce en 1457 y duran hasta 1472, en que quedaron detenidas. En 1474, fecha de la muerte de Juan Pacheco, aún no estaban concluidas. Su hijo, Diego López Pacheco, continuó en parte la obra de su padre, pero no le prestó demasiada atención a la fortaleza belmonteña, en la que quedaron bastantes detalles por terminar, entre ellos el almenaje. Su arquitecto fue seguramente Juan Guas, cuyo trabajo para el marqués está documentado en otras obras, como el monasterio del Parral, en Segovia. Durante los siglos XVII y XVIII, el castillo, en estado prácticamente de abandono, va sufriendo diversos estragos, que lo llevan a un estado ruinoso en los primeros años del siglo XIX. Litografía del castillo de Francisco Javier Parcerisa, que se incluyó en el tomo 2 de Recuerdos y bellezas de España: Castilla La Nueva en 1853 Fue la heredera de la casa de Villena, Eugenia de Guzmán, más conocida como la emperatriz Eugenia de Montijo, la que se encarga de restituir al castillo su esplendor original. Hacia 1857 comienza las obras de restauración. Restaura las defensas de acuerdo al proyecto inicial, pero en el interior se impone el gusto de la época. Así, el arquitecto español Sureda realiza los cierres de las galerías que dan al patio, utilizando el ladrillo como material constructivo. Con la caída del imperio francés, en 1870, cesa la restauración. La emperatriz se había gastado más de millón y medio de pesetas en la restauración del castillo. El edificio es ocupado durante unos años por los dominicos franceses que lo adecúan como monasterio. Tras la marcha de los dominicos, el sobrino-nieto de la emperatriz, el Duque de Peñaranda, Hernando Fitz-James Stuart y Falcó continúa con las restauraciones e incluso lo llegó a habitar. Posteriormente, sirvió también como cárcel del Partido Judicial de Belmonte, y como academia Onésimo Redondo para mandos del Frente de Juventudes. Después quedó abandonado, sufriendo un progresivo deterioro. Por Decreto del 3 de junio de 1931 el castillo fue incluido en el Tesoro Artístico Nacional (equivalente hoy en día a Bien de Interés Cultural). Actualmente es propiedad de la Casa Ducal de Peñaranda descendientes de la Duquesa de Alba, María Francisca de Sales Portocarrero, hermana de Eugenia de Guzmán, más conocida como Eugenia de Montijo, que fue emperatriz de los franceses por su matrimonio con Napoleón III. Gracias a la colaboración entre los propietarios, la administración local y el Ministerio de Fomento, el castillo ha sido rehabilitado y en verano de 2010 se abrió al público.
  • a 4 km: Pantano de Alarcón 
    La capacidad del embalse de Alarcón es de 1.112 hm³ y abarca una superficie de 6.840 ha, que recoge una cuenca de 3.000 km². Así mismo cuenta con una central de producción de energía eléctrica con una potencia de 281.000 kw. En la cola de este pantano se sitúa el canal de trasvase Tajo-Segura, siendo aquí donde se mezclan sus aguas con las del Júcar. Se inició su construcción en 1955 por iniciativa de los regantes valencianos para regular el curso del río, fundamental para el riego de la provincia de Valencia, terminándose las obras en 1970. Bajo las aguas del pantano de Alarcón existe una villa sumergida, Gascas, cuyos restos (el trazado de las calles y los muros, y un muro de piedra con un arco) se descubren cuando baja el nivel del agua. Se encuentre dentro de los términos municipales de (de este a oeste): Alarcón, Olmedilla de Alarcón, Tébar, Cañada Juncosa, Buenache de Alarcón, Honrubia, TORRUBIA DEL CASTILLO Hontecillas, Valverde del Júcar, Castillo de Garcimuñoz, Villaverde y Pasaconsol, La Almarcha, Belmontejo y Olivares de Júcar.
  • a 116 km: Ciudad Encantada 
    La Ciudad Encantada es un paraje natural español de formaciones rocosas calcáreas o calizas formadas a lo largo de miles de años. Se localiza cerca de Valdecabras, en el término municipal de Cuenca (España), en una amplia zona de pinares de la parte meridional de la serranía conquense y a una altitud de 1.500 metros.Fue declarada Sitio Natural de Interés Nacional el 11 de junio de 1929. La acción del agua, el viento y el hielo ha hecho posible este fenómeno kárstico. La heterogeneidad de las rocas en cuanto a su morfología, composición química y grado de dureza es lo que ha permitido el desgaste desigual de las mismas por los elementos atmosféricos, dando como resultado una muestra sorprendente de arte pintoresco proveniente de la misma naturaleza. A las caprichosas y espectaculares formaciones existentes hay que sumar lapiaces, torcas y sumideros.

20€ persona y noche (aprox.)


Contacta sin compromiso


Bárbara

  • En Toprural desde 2016-03-03
  • Con licencia en turismo
  • (Nº de licencia 16012120078)

* Campos obligatorios

Contactar con el propietario