Casa Solariega

Lupiñen, Huesca (Aragón, España)

10 Nota media
Alquiler completo
Personas 6
Nada mas aparcar en la placita de Lupiñén en la que se encuentra la Casa solariega de los Otales, ya comenzamos el traslado o otro tiempo, a otro ritmo de vida, totalmente distinto al habitual. Es el preludio de lo que nos espera en su interior : la participación en la Cultura de un pueblo de tradiciones ancestrales.

El amplio patio, con su pozo, su techo con revoltones de yeso y maderos de los pinos pirenaicos decorados con una vieja lámpara, ya nos hacen respirar las sensaciones de encontrarnos en un antigüo pueblo del Altoaragón en el que las inquietudes de sus pobladores se forjaron en la lucha con la tierra para arrancarle sus frutos.
Leer más
La escalera nos lleva al pasillo que distribuye los espacios : la cocina, el Salón - comedor, los dormitorios y el amplio aseo. La decoración es una mezcla de objetos actuales y antiguos, tales como la capillita de San Antonio, que decora un rincón del comedor, o el cuadro del ángel de la Guarda que preside la cama de la alcoba. Todo está lleno de confort y poesía para despertar las imaginaciones mas rebeldes.

En uno de los dormitorios, el de dos camas, podemos encontrar una pilastra de piedra antigua como la casa (ha visto transcurrir varios siglos) junto a un hogar nuevo en el que poder asar unas costillas de cordero con las brasas que quedan después de atender un fuego familiar, que serán regadas con un vino de Casa Royico. En el otro, encontramos una vieja cuna, a juego con la cama, en la que depositar nuestro mas preciado tesoro para que pase la noche a nuestro lado. Podemos reunirnos en torno a la televisión en el salón interior; o permanecer en la cocina. Otro dormitorio, junto al salón nos espera para nuestros amigos. El patio, en verano, es el espacio mas freco de la Casa Solariega.

La Casa Solariega ofrece espacio tradicional y confort actual para aquellos que buscan un rincón de paz y sosiego. “Lujo, calma y voluptuosidad...”
Ocultar detalles

Teresa (Propietario)

Habla Francés, Inglés, Español

Contactar con el propietario

Sobre el propietario y el alojamiento Leer más

Razones para venir

Los deportistas están de enhorabuena. Quienes disfrutan del rafting tiene en Murillo de Gállego, e escasos kilómetros de Casa Saúl, un centro privilegiado. Los mejores expertos del mundo han descendido ya sus aguas y han corroborado la grandeza de este marco.

Para quienes apuestan por el deporte, la bicicleta de Montaña dispone de un Reino marcado por sendas y caminos. Subidas y bajadas, verdes y marrones, agua y vegetación serán testigos anónimos de un paseo que nos hará vivir el entorno. Mas de quince rutas diferentes nos permiten elegir entre chopos y almendros, entre olivos y cerezos.

Lo mejor

No es fácil hablar de Lupiñén sin hacer una mención a su entorno. Es difícil encontrar un epicentro tan atractivo como el que nos ocupa. Casa Saúl es el reducto para planificar cada mañana multitud de excursiones que nos harán gozar de este enclave y conocer uno de los parajes mas atractivos de Huesca.

La falda de Guara se presenta majestuosa. Solo la eclipsa la grandeza de un rincon privilegiado: el castillo de Loarre. Una de las fortalezas militares del siglo XI mejor conservadas en Europa. No te avisará. Saldrás de Casa Saúl pensando en ver sus torres, sus almenas y un perfil lejano mientras acercas tu interés. Pero no. Loarre se manifiesta de forma abrumadora. Te atrapa. Te sientes minúsculo ante esa grandeza.

Galerías oscuras, terrazas militares donde se divisa un panorama estremecedor, absides otrora reales, y miles de años de historia bajo nuestros pies marcarán una visita indispensable para conocer nuestra historia y la de Aragón.

Los Mallos de Riglos se imponen ante cualquier realidad. Son capaces de hacerte enmudecer. La grandeza de esta masa rocosa es casi tan aplastante como resulta el recientemente restaurado retablo de la colegiata de Bolea. Su grandeza, repartidas desde el siglo XVI, en tres naves y una cripta se refleja en un retablo que preside el frontal del Templo. Desde Casa Saúl merece la pena una excursión al Panteón Real de Aragón. San Juan de la Peña. D

(ocultar)

Características

  • Exterior: Jardín,  Barbacoa,  Huerta,  Terraza,  Muebles de jardín. 
  • Interior: Colección de juegos,  DVD o vídeo,  Equipo de música,  Lavadora,  Microondas,  Calefacción,  Lavavajillas,  Comedor,  Televisión en habitación,  Cocina,  Baño compartido,  Chimenea,  Televisión,  Sala de convenciones,  Zona de aparcamiento,  Chimenea en habitación. 
  • Servicios: Admite animales,  Restaurante (público),  Lavado de ropa,  Paseos con guía,  Bicicleta disponible,  Cuna disponible,  Documentación sobre la zona,  Servicio de canguro,  Actividades para niños,  Venta de productos locales,  Reserva online. 
  • Situación: Montaña,  Acceso asfaltado,  Señalización del acceso,  Cerca de pistas de esquí,  Zona de baño interior (ríos, embalses, etc.). 
El amplio patio, con su pozo, su techo con revoltones de yeso y maderos de los pinos pirenaicos decorados con una vieja lámpara, ya nos hacen respirar las sensaciones de encontrarnos en un antigüo pueblo del Altoaragón en el que las inquietudes de sus pobladores se forjaron en la lucha con la tierra para arrancarle sus frutos. La escalera nos lleva al pasillo que distribuye los espacios : la cocina, el Salón - comedor, los dormitorios y el amplio aseo. La decoración es una mezcla de objetos actuales y antiguos, tales como la capillita de San Antonio, que decora un rincón del comedor, o el cuadro del ángel de la Guarda que preside la cama de la alcoba. Todo está lleno de confort y poesía para despertar las imaginaciones mas rebeldes.

En uno de los dormitorios, el de dos camas, podemos encontrar una pilastra de piedra antigua como la casa (ha visto transcurrir varios siglos) junto a un hogar nuevo en el que poder asar unas costillas de cordero con las brasas que quedan después de atender un fuego familiar, que serán regadas con un vino de Casa Royico. En el otro, encontramos una vieja cuna, a juego con la cama, en la que depositar nuestro mas preciado tesoro para que pase la noche a nuestro lado. Podemos reunirnos en torno a la televisión en el salón interior; o permanecer en la cocina. Otro dormitorio, junto al salón nos espera para nuestros amigos. El patio, en verano, es el espacio mas freco de la Casa Solariega.

(ocultar) Leer más

Actividades

  • Tierra: Recogida de setas,  Bicicleta de montaña - BTT,  Escalada,  Espeleología,  Esquí,  Golf,  Montañismo,  Multiaventura,  Paintball,  Puenting y benji,  Rutas a caballo,  Rutas gastronómicas,  Senderismo - trekking,  Supervivencia,  Tenis,  Tiro con arco,  Airsoft,  Enoturismo. 
  • Agua: Buceo,  Barranquismo,  Esquí acuático,  Hidrospeed,  Piragüismo,  Rafting,  Rutas en barco,  Surf,  Windsurf,  Vela,  Rappel,  Pesca. 
  • Aire: Ala Delta,  Paracaidismo,  Parapente,  Vuelo a vela. 
  • Talleres: Fotografía,  Observación de fauna y flora. 
Los deportistas están de enhorabuena. Quienes disfrutan del rafting tiene en Murillo de Gállego, e escasos kilómetros de Casa Saúl, un centro privilegiado. Los mejores expertos del mundo han descendido ya sus aguas y han corroborado la grandeza de este marco.

Para quienes apuestan por el deporte, la bicicleta de Montaña dispone de un Reino marcado por sendas y caminos. Subidas y bajadas, verdes y marrones, agua y vegetación serán testigos anónimos de un paseo que nos hará vivir el entorno. Mas de quince rutas diferentes nos permiten elegir entre chopos y almendros, entre olivos y cerezos.

No es fácil hablar de Lupiñén sin hacer una mención a su entorno. Es difícil encontrar un epicentro tan atractivo como el que nos ocupa. Casa Saúl es el reducto para planificar cada mañana multitud de excursiones que nos harán gozar de este enclave y conocer uno de los parajes mas atractivos de Huesca.

La falda de Guara se presenta majestuosa. Solo la eclipsa la grandeza de un rincon privilegiado: el castillo de Loarre. Una de las fortalezas militares del siglo XI mejor conservadas en Europa. No te avisará. Saldrás de Casa Saúl pensando en ver sus torres, sus almenas y un perfil lejano mientras acercas tu interés. Pero no. Loarre se manifiesta de forma abrumadora. Te atrapa. Te sientes minúsculo ante esa grandeza.

Galerías oscuras, terrazas militares donde se divisa un panorama estremecedor, absides otrora reales, y miles de años de historia bajo nuestros pies marcarán una visita indispensable para conocer nuestra historia y la de Aragón.

Los Mallos de Riglos se imponen ante cualquier realidad. Son capaces de hacerte enmudecer. La grandeza de esta masa rocosa es casi tan aplastante como resulta el recientemente restaurado retablo de la colegiata de Bolea. Su grandeza, repartidas desde el siglo XVI, en tres naves y una cripta se refleja en un retablo que preside el frontal del Templo. Desde Casa Saúl merece la pena una excursión al Panteón Real de Aragón. San Juan de la Peña. De él podríamos estar escribiendo muchas horas. Visitenlo.

Museos como el Órgano de Riglos o el etnológico de Bolea son atractivos que se unen a otros. Algunos de ellos se aprecian por el paladar. Manzanilla de Montmesa, Cerezas de Bolea, Legumbres de Lierta, las tortas de La Peña. Otros se reparten el interés del vosotante de Casa Saúl entre el Relojero de Torre y Campanero de Biscarrues, el arte floran de Sarsamarcuello, las cadieras de Bolea o los talleres textiles de Triste.

(ocultar) Leer más

Descubre en Yumping actividades cerca de Casa Solariega

10.0 / 10 Excelente

Basado en las opiniones de los últimos 24 meses


Valoración por categorías

Limpieza
10.0 Muy bueno
Trato del propietario
10.0 Muy bueno
Entorno
10.0 Muy bueno
Equipamiento
10.0 Muy bueno
Relación calidad/precio
10.0 Muy bueno
Calidad del sueño
10.0 Muy bueno







10 / 10
Nos han recibido muy bien y Teresa fue muy amable con nosotros ,en cuanto llegamos nos explico muy bien todo el  equipamiento de la casa ofreciendose a solucionar cualquier problema aunque no hizo falta porque todo funciono de maravilla,por cierto resaltar limpia que esta la casa y lo bonita que es.
Si volvemos por esa zona sin duda repetiremos.
 

Personas con movilidad reducida Grupo de amigos Fecha de estancia: 2016-08-16 Fecha de opinión: 2016-08-20

Un sitio maravilloso

10 / 10
. Somos franceses y  hemos quedado  quatro noches en esta casa, muy limpia, muy bien equipada, fue un placer para todos, fuimos 5 personnas y un perrito y todo ha sido perfecto.
Gracias a los proprietarios .
En francais , je pourrais vous dire, une maison très propre, bien équipée, meublée avec gout. Deux salles de bain et nous étions 5 personnes et un chien, tout a été parfait ; nous sommes restés quatre nuits.
Leer más
merci aux propriétaires.
L'adresse de la maison dans ce petit village est à retenir.
Ocultar detalles

Viajeros con mascotas Fecha de estancia: 2016-04-09 Fecha de opinión: 2016-04-19


Cuando quieres alojarte

Pon tus fechas para ver la disponibilidad

Ups! parece que ha habido un error y no es posible reservar online en estos momentos. Contacta directamente con el propietario.
Vaya, las fechas que has elegido no están disponibles. ¿Buscamos otras?
Este alojamiento no acepta reservas para el mismo día. El tiempo mínimo requerido, para realizar la reserva, es de 24h a partir del día de hoy.
Ocultar calendarios
  DO LU MA MI JU VI SA DO LU MA MI JU VI SA DO LU MA MI JU VI SA
6: Casa Solariega 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24

Calendario actualizado el 2016-11-22  Libre  Fin de semana  Ocupado


Disponible

No disponible

Más información

Cantidad de la reserva:
25.0  %
Resto del pago:
A la entrega de llaves 
Formas de pago:
Transferencia bancaria ,   En efectivo  
10.0 / 10 Excelente

Basado en las opiniones de los últimos 24 meses

Calle Peña 3 - 22811 LupiñenLupiñén-Ortilla (HuescaAragón)

Mapa Mapa | Calcular ruta Calcular ruta

Lugares de interés

  • El pueblo 
    Rezuma vida propia. Cuando cae la tarde y el sol despide a quienes van a ser nuestros vecinos durante unas horas, Lupiñén se hace presente con un perfil luminoso que a la vez que acuesta el sol, nos enseña la grandeza de este enclave. Lupiñén, que junto a Ortilla y Montmesa, forman el núcleo urbano, tiene vida propia. Sus 300 habitantes, esos que se multiplican para celebrar la Festividad de San Ginés, cada 25 de Agosto, son hospitalarios. Desde Casa Saúl se puede compartir con los vecinos servicios como son las Piscinas municipales, los servicios de dos entidades de ahorro que operan en el núcleo de lupiñén, o el Casino Agrícola, centro de reunión diario y verdadero referente de la zona. Cerca de nuestra Casa podremos encontrar una inusual oferta. Las Barbacoas alojadas junto a la Arboleda provocan que sean muchos los que se decidan a disfrutar de un picnic. Una verdadera comida en el campo, cerca de Casa Saul. Servicios añadidos como un Comercio o un consultorio médico permanente, hacen que la vida en Casa Saúl sea agradable, placentera e invite a la relajación. De vuelta al pueblo, y antes de recogernos en Casa Saúl, es un buen momento poder comprobar el valor de las casas Solariegas que habitan en el centro del pueblo. El paseo concluye con una visita a la Parroquial de San Martín, referente a lo religioso de Lupiñén y lugar de obligada visita en fechas señaladas. Todo ello sin olvidar la Virgen de la Huerta que tras muchas peripecias ve la luz cada mañana cuando el sol, aprovechando el canto de los gallos, llama las puertas de los vecinos y de quienes nos quieren visitar. Su realismo nos acerca a la hospitalidad de quienes nos están esperando. Todo ello sin hablar de la Gastronomía. Lupiñén tiene un atractivo que es referente en aragón. Nos referimos a sus Pollos de Corral. Las palabras no son capaces de transmitir el placer que se siente en Casa Saúl cuando un pollo de corral es tratado con el cariño de quien se siente dispuesto a darse un festín. La abundante caza de la zona ayuda a disfrutar de la gastronomía sin necesidad de hacer grandes desplazamientos. En tu casa, en Casa Saúl, con una buena materia prima, puedes trasladarte al imperio de los sentidos. Cerrar los ojos y soñar. Y así, sólo el Gallo, al amanecer el día, te recordará que eres humano y que el entorno lo es también. Paz y Sosiego que se refleja en el vuelo de los miles de grullas que deciden hacer un alto en este humedal antes de cruzar los Pirineos, igual que los visitantes que quieren en Casa Solariega hacer un alto y solazarse del entorno. Más de 125 especies distintas velarán tus sueños.

15 € persona y noche (aprox.)

¡Haz ya tu reserva online!

Contactar con el propietario

Contacta sin compromiso


Teresa

  • En Toprural desde 2015-03-27

* Campos obligatorios

Contactar con el propietario