LA CASA DE QUIQUE

Moraleja de Matacabras, (Moraleja de Matacabras), Ávila (Castilla y León, España)

10 Nota media
Alquiler completo
Personas 14
Casa rural de alquiler integro en un pequeño pueblo donde la tranquilidad y simpatía de su gente hará que te lleves un grato recuerdo de tu estancia.

La casa cuenta con 7 habitaciones de las cuales hay 2 individuales, 2 triples y 3 dobles, se pueden poner una cama supletoria y un sofá cama por lo que puede albergar a 16 personas.
También tenemos 1 aseo y 5 baños de los que 3 están en habitaciones, 1 en el distribuidor de la planta alta y el último se encuentra en el salón. Este último tiene un jacuzzi de 6 plazas que hará que os olvidéis del tiempo.
Leer más
La cocina está preparada para que podáis estar reunidos a la mesa todos juntos sin estrecheces y teniendo a mano todo lo que necesitéis. LA CHIMENEA ES DECORATIVA
En el salón hay plazas para que todos os sentéis juntos a jugar a alguno de nuestros juegos de mesa, veáis la televisión, escuchéis música o simplemente charléis.
Tenemos un patio de 70m con una pérgola que guarda mesas y sillas para que aprovechéis el buen tiempo y una barbacoa techada para que podáis disfrutar de una barbacoa aunque haga mal tiempo. 

En el pueblo podrás disfrutar de la tranquilidad que nos falta hoy en día, pasear tranquilamente por sus calles, ir con los niños al parque, a la pista polivalente de fútbol y baloncesto o disfrutar de un buen partido de padel.

En pocos Km. podrás disfrutar de la cultura castellana recorriendo los pueblos de la vieja Castilla. A 5 Km. se encuentra Madrigal de las altas torres cuna de Isabel la Católica, a 29Km Arévalo con todo su arte e historia, 29 Km. de Medina del campo con el castillo de la Mota y a 33 de Peñaranda de Bracamonte con su conjunto histórico declarado de interés nacional

Fianza: 
A la llegada el cliente dejará 300€ en concepto de fianza para cubrir los posibles desperfectos ocasionados durante el alquiler, en el momento de la salida del cliente se comprobará si la casa no ha sufrido daños y si es así este importe se devolverá integro en el momento
Ocultar detalles

Noemi (Propietario)

Habla Español

Contactar con el propietario

Sobre el propietario y el alojamiento Leer más

Sobre Noemi

Noemi compró este alojamiento en 2011.

Razones para venir

Si quieres disfrutar de un un entorno rural pero con todas las comodidades y en el que poder disfrutar  de la compañía de vuestras personas queridas visitanos.

Lo mejor

Podrás realizar rutas culturales, gastronómicas o simplemente compartir unos días con tu gente

(ocultar)

Características

  • Exterior: Barbacoa,  Terraza,  Muebles de jardín. 
  • Interior: Colección de juegos,  DVD o vídeo,  Equipo de música,  Lavadora,  Microondas,  Calefacción,  Lavavajillas,  Televisión en habitación,  Baño en habitación,  Jacuzzi,  Cocina,  Baño compartido,  Televisión,  Sala de estar. 
  • Servicios: Documentación sobre la zona. 
  • Situación: En el casco urbano,  Acceso asfaltado. 

Actividades

  • Tierra: Recogida de setas,  Rutas gastronómicas,  Tenis. 
En Madrigal de las altas torres tienen una panadería con asador de leña en el que dejarán exquisito cualquier pieza que quieras llevarles a asar. Si están interesado en hacerlo dímelo y yo lo gestionaré.

La zona es conocida por su avistamiento de aves.

(ocultar) Leer más

Descubre en Yumping actividades cerca de LA CASA DE QUIQUE

10.0 / 10 Excelente

Basado en las opiniones de los últimos 24 meses


Valoración por categorías

Limpieza
10.0 Muy bueno
Trato del propietario
10.0 Muy bueno
Entorno
10.0 Muy bueno
Equipamiento
10.0 Muy bueno
Relación calidad/precio
10.0 Muy bueno
Calidad del sueño
10.0 Muy bueno







Una casa enorme

10 / 10
Hemos estado este fin de semana un grupo de parejas de amigos, y aunque éramos muchos (16) en la casa hemos cabido sin problemas. La mesa del comedor era ideal para tantos, algo que nos cuesta encontrar en otras casas. El salon muy cuco con los sofás en L, y el jacuzzi estaba muy bien preparado. El patio tenia también sitio para sentarnos todos a comer y, aunque no usamos la barbacoa, disfrutamos gracias al buen tiempo.
 

Grupo de amigos Fecha de estancia: 2016-10-28 Fecha de opinión: 2016-10-31

Respuesta del propietario
Hola Eduardo,
muchas gracias por sacar un rato para compartir tu opinión con nosotros, me encanta saber que la gente que va a nuestra casa se encuentra cómoda ya que así pueden disfutar al máximo posible de ella
Si quereís repetir ya sabes donde estamos.
Un abrazo

genial

10 / 10
la casa para un grupo de amigos esta muy bien, amplia y muy completa, nos gusto mucho.
para repetir
la propietaria muy atenta y nos resolvió las dudas encantada, nos facilito todo mucho
Pili la persona que nos recibió es muy maja. 
el pueblo es muy pequeño pero cerca está Madrigal que tiene de todo .
 

Grupo de amigos Fecha de opinión: 2016-10-30

Respuesta del propietario
Hola Silvia,
muchas gracias por compartir vuestra experiencia, me alegro mucho de que encontraseis todo a vuestro gusto.
Cuando queraís volver ya sabeís donde está vuestra casa.
Besos

  VI SA DO LU MA MI JU VI SA DO LU MA MI JU VI SA DO LU MA MI JU
14: LA CASA DE QUIQUE 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22

Calendario actualizado el 2016-11-27  Libre  Fin de semana  Ocupado


plazas 14

LA CASA DE QUIQUE

2 habitaciones sencillas, 2 habitaciones triples, 3 habitaciones de matrimonio, 1 sofá cama, 1 cama supletoria, 5 Baños, 1 Aseo

Tamaño 230 m2
Temporada Desde Hasta Mínimo noches Noche Noche en fin de semana Fin de semana Régimen
Temporada alta 01/oct/16 31/may/17 2 375,00 € 375,00 € 750,00 € Solo alojamiento
Resto del año 2 325,00 € 325,00 € 650,00 € Solo alojamiento
Los precios incluyen IVA

Más información

Cantidad de la reserva:
40.0  %
Resto del pago:
A la entrega de llaves 
Formas de pago:
Transferencia bancaria ,   En efectivo  
Precio de puentes y festivos consultar. Mínimo 3 noches fechas especiales
10.0 / 10 Excelente

Basado en las opiniones de los últimos 24 meses

Mapa Mapa | Calcular ruta Calcular ruta

Lugares de interés

  • a 5 km: Madrigalde las altas torres 
    Madrigal de las Altas Torres representa un caso único de villa medieval fortificada que se encuentra en una llanura, en una zona con ningún tipo de defensa natural. Descuella en medio de la tierra llana de Castilla, en medio de tierras de pan y de afamados vinos. Los restos de la muralla, el palacio de Juan II, el trazado urbano y las iglesias y monasterios son testimonio de su arte, su cultura y su rica historia. Toda ella tiene una fuerte resonancia histórica. Aquí nacieron personalidades como Isabel la Católica; Alonso de Madrigal el Tostado, uno de los escritores más prolíficos de la historia; el Tata Vasco de Quiroga, obispo de Michoacán, en Méjico, o el cardenal Quiroga, inquisidor general y arzobispo de Toledo en el reinado de Felipe II. Aquí murió fray Luis de León. Por todo el pueblo suenan los ecos de su brillante pasado histórico. MONUMENTOS La muralla de Madrigal de las Altas Torres define un recinto de planta irregular, oval. De amplias dimensiones, cerca de 2.300 metros de longitud, tenía 80 torres de las que solo se conservan 23. Tiene cuatro puertas, cada una de ellas orientada hacia una de las villas más próximas: Cantalapiedra, Medina, Peñaranda y Arévalo. El trazado del pueblo, en origen radial, se caracteriza por su tortuosidad y por los encuentros forzados que aún se aprecian en el viario. Algunos barrios conservan magníficos ejemplos de arquitectura de ladrillo. El Hospital fue fundado en 1443 por la reina doña María, mujer de Juan II. Tiene una hermosa capilla bajo la advocación de la Concepción en la que se venera una antiquísima imagen de Jesucristo, titulado de las Injurias, del siglo XV. El Palacio de Juan II es el lugar donde nació en 1451 la reina Isabel, donde trató en 1469 su casamiento con Fernando y donde los Reyes Católicos celebraron sus primeras cortes en 1476. En 1525 Carlos I lo cedió al convento de religiosas agustinas Nuestra Señora de Gracia y se transformó en monasterio. En los aposentos reales se conserva la alcoba donde nació la reina Isabel en la que se exponen diversos muebles, algunas piezas escultóricas y un retrato de los Reyes Católicos. Restos del monasterio de San Agustín, extramuros, donde falleció fray Luis de León. La Iglesia de San Nicolás de Bari se alza en el centro de la población. Vista desde el exterior llaman la atención su fuerte torre y una cabecera con dos ábsides. La torre, de 50 m de altura, tiene cuatro cuerpos y remata en un friso de esquinillas. En el interior destaca la llamada Capilla Dorada, de planta rectangular, cubierta con bóveda estrellada y con reja del siglo XVI. La iglesia de Santa María del Castillo tiene cabecera mudéjar con doble ábside. En el interior destacan los restos de pintura mural. El central, sin zócalo y tres fajas de arcos doblados superpuestos: en la última se ha cambiado el eje y las arquerías apoyan en la clave de los arcos inferiores. Iglesia de Nuestra Señora del Rosario, en la localidad de Villar de Matacabras. Iglesia romanico – mudéjar construida toda en ladrillo, ha sido restaurada recientemente. El retablo se encuentra en las Navas del Marqués y el resto de imágenes, cuadros y crucifijos se llevaron a la iglesia de San Nicolás de Bari en Madrigal de las Altas Torres. Anexa a la derecha tiene la antigua panera que servía para guardar el grano. En tiempos fue propiedad de la iglesia y luego pasó a manos particulares. En la actualidad es utilizada como centro de observación y recuperación del cernícalo de primilla.
  • a 0 km: Moraleja de Matacabras 
    Aldea de origen medieval, aparece citada documentalmente por primera vez en 1250, formando parte del tercio de Madrigal, en el arcedianato de Arévalo, perteneciente a la diócesis de Ávila. El pueblo surge de la llanura en medio de campos abiertos, tradicionalmente sembrados de viñedos, cereales y legumbres. Conserva ejemplos interesantes de arquitectura tradicional. Sobre el caserío destaca la iglesia mudéjar de la Asunción de Nuestra Señora. ARTE Y CULTURA De la iglesia mudéjar de la Asunción de Nuestra Señora queda una puerta cegada en el muro norte formada por un arco de medio punto moldurado por tres arquivoltas con su alfiz y rematada por un friso de esquinillas. El resto del templo data de finales del siglo XV y comienzos del XVI. La torre, construida en ladrillo salvo su basamento, se encuentra a los pies del templo y está estructurada en tres cuerpos, el segundo es el campanario, que se remata con un barandal de ladrillo coronado por una moldura ondulada, y el tercero, también campanario, está remetido y se cubre con cúpula. Su interior se estructura en una sola nave y en el cuerpo bajo de la torre está la capilla bautismal que se cubre con un medio cañón. A los pies de la nave se encuentra el coro. Sus altares y retablos son barrocos, el mayor del año 1633, obra de Alonso García, ensamblador, vecino de Arévalo, a medias con Diego González. Entre sus imágenes destaca la Virgen entronizada, del siglo XIV, sentada sobre un trono formado por un banco sin respaldo. Viste saya, manto sobre los hombros que cruza de izquierda a derecha sobre el regazo y un velito le cubre la cabeza, sostenido por la corona real. Con la mano derecha, levantada, sostiene una manzana y con la izquierda sujeta al niño colocado de pie sobre su rodilla izquierda que aproxima la mano a la barbilla de María para acariciarla.
  • a 24 km: Arévalo 
    Situada junto a la autopista A-6, se encuentra a 55 km de Ávila, 130 km de Madrid y 86 km de Valladolid. Tiene el atractivo irresistible de su arte y de su historia, cuyos valores se pueden apreciar recorriendo sus calles, sus plazas y sus puentes, contemplando sus torres y sus fachadas de ladrillo y visitando sus iglesias. Y tiene el atractivo de una gastronomía de calidad acreditada, de bien ganada fama, basada fundamentalmente en los asados de cordero y de tostón. MONUMENTOS. El puente de Valladolid, sobre el Adaja, está formado por siete arcos ligeramente apuntados, que hasta el siglo XIX ostentaba una torre mudéjar de defensa. En Arévalo han confluido a lo largo de la Historia los caminos andaluces y extremeños con los que, procedentes de Madrid, se dirigen a Galicia y a los puertos del Cantábrico. Por estar circundada por los ríos Adaja y Arevalillo, los caminos necesitan puentes para entrar y salir de la ciudad. Todos ellos tienen la misma tipología: obra mudéjar, arcos de diferente módulo encuadrados por un alfiz y fábrica en que se mezclan mampostería, ladrillo, tapial y canto rodado. El puente de Valladolid, sobre el Adaja, está formado por siete arcos ligeramente apuntados, que hasta el siglo XIX ostentaba una torre mudéjar de defensa. El puente de Medina, sobre el río Arevalillo, se compone de tres arcos ligeramente apuntados de triple arquivolta, el central algo más alto y una arquivolta más, y que en los dos machones centrales tiene unas escaleras embutidas que facilitaban el acceso a un nivel inferior y, tal vez, estuvieran relacionadas con la defensa del puente. El puente de los Barros, sobre el Arevalillo, que muestra un solo vano formado por triple arquivolta ligeramente apuntada. La ermita de la Caminanta, del siglo XVI, es un templo pequeño, de bellas proporciones, construido en piedra de sillería, situado a la salida del puente de Medina. La muralla dividía la ciudad en dos partes: el recinto interior y los arrabales. Solo se conservan de ella algunos restos, especialmente en el lienzo en que se abre la puerta de Alcocer. La puerta de Alcocer es un potente torreón construido con cajones de mampostería y verdugadas de ladrillo en que se abre una puerta, de triple arco, encuadrada por un alfiz que en su interior presenta un friso de esquinillas. La Plaza de San Pedro está cercana al castillo. En ella se encuentran los restos de la antigua iglesia de San Pedro Apóstol y en sus inmediaciones, frente al puente de Medina, la Iglesia de San Miguel. La iglesia de San Miguel se encuentra en las inmediaciones de la plaza de San Pedro. Su cabecera mudéjar presenta una serie de arcos ciegos que van alternando sus dimensiones y formas. Muros y torre están construidos con bandas de mampostería entre verdugadas de ladrillo y al norte se abre una puerta con triple rosca de ladrillos en nacela. En el interior se conserva su retablo mayor. La plaza de la Villa constituye un espléndido conjunto de casas de entramado con relleno de ladrillo y fachadas que se configuran en forma de soportal. La iglesia de Santa María la Mayor, de una sola nave, tiene una torre que se eleva sobre un arco de la muralla. La cabecera aparece decorada al exterior con tres pisos de arcos doblados. En el interior destacan las pinturas murales del ábside, de finales del románico. La iglesia de San Martín, mudéjar, con cabecera y pórtico románicos, es la iglesia de las dos torres: la de los ajedreces y la nueva. En el interior destacan las pinturas murales, que representan escenas de la Última Cena. La Casa de los Sexmos servía para que se alojaran los sexmeros, para reunirse, para almacenar los bienes o enseres de la Tierra. En la actualidad se ha convertido en el Museo de la Historia de Arévalo. El palacio de Sedeño, en las inmediaciones de la plaza de la villa, destaca por sus esgrafiados, su portada, sus cornisas y sus ventanas enrejadas. Se halla prácticamente en ruinas. La iglesia de San Nicolás de Bari se encuentra en avanzado estado de ruina. La plaza del Real se llama así porque en ella estuvo el palacio real, ya desaparecido. En ella se encuentran el ayuntamiento y la puerta de Alcocer. Y a sus espaldas la iglesia de San Juan Bautista. La iglesia de San Juan Bautista, llamada también San Juan de los Reyes, tiene ábside mudéjar, apenas visible desde la plaza, cuerpo de una sola nave cubierto con bóvedas barrocas en el siglo XVIII y una torre de tres cuerpos. Dentro del templo destaca la magnífica escultura románica de San Zacarías, padre de San Juan Bautista. La plaza del Arrabal está presidida por la iglesia de Santo Domingo, en que se veneran los restos de San Vitorino, patrón de Arévalo, y la imagen de la Virgen de las Angustias. La iglesia de Santo Domingo tiene un esbelto ábside mudéjar. Se accede al templo, de tres naves, por una portada de triple arquería y bolas de coronación de estilo escurialense. En el interior se puede admirar un conjunto de pintura mural del primer cuarto del siglo XVI atribuida a un discípulo de Juan de Borgoña. El palacio de los Cárdenas es una vieja casona típica de la baja nobleza de Arévalo. La iglesia del Salvador, actualmente está sin culto. Conserva del románico los capiteles del arco toral de la capilla del Evangelio y del mudéjar la torre, de dos cuerpos. En el interior alberga un retablo de Juan de Juni, acabado por su hijo, Isaac de Juni. El monasterio de Santa María de Gómez Román, la Lugareja, se encuentra en las afueras de la población. Solo queda en pie la magnífica cabecera mudéjar de su iglesia. Tiene un triple ábside, un cimborrio sobre el tramo recto del ábside central y los arranques de un edificio más grande cuya existencia han demostrado las excavaciones arqueológicas. La alhóndiga, construida en el siglo XVI, se ha convertido en la actualidad en biblioteca municipal. La casa consistorial presenta la fachada de un palacio renacentista, del siglo XVI, la casa palacio del mayorazgo Río Hungría. El viejo hospital de San Miguel es actualmente residencia de ancianos. Palacio Valdeláguila, del siglo XVI. Palacio Gutiérrez Altamirano. Palacio de los Montalvo, del siglo XVII. Fue casa cuartel de la Guardia Civil. Palacio de Ballesteros Ronquillo, con gran fachada de finales del siglo XVI. Palacio de Río Ungría.
  • a 33 km: Peñaranda de Bracamonte 
    Se encuentra situada a 40 Kms de Salamanca dirección Madrid, Cabeza de Partido, de gran importancia comarcal y agrícola-ganadera. A principios del siglo pasado. Concretamente en el año 1908 el rey Alfonso XIII concede y otorga a Peñaranda de Bracamonte, la titularidad necesaria para gozar y exhibir el nombre de CIUDAD. Fue destruida casi en su totalidad por la Explosión del Polvorín que causo decenas de muertos en 1939. y reconstruida por presos políticos o personas contrarias a Franco Peñaranda tiene enclaves y monumentos de admirable arquitectura siendo el conjunto histórico artístico declarado de Interés Nacional y de este conjunto destacaremos: El conjunto de Iglesia y Convento de las Madres Carmelitas: La Iglesia data de la primera mitad del siglo XVII consta de una nave de tres cuerpos; a través de dos puertas existentes en el testero de la Capilla Mayor, accedemos a la Capilla de Loreto. Observamos al lado del evangelio la Capilla de San José, obra de Fray Pedro de la Visitación. Podemos contemplar tres grandiosos lienzos de seis que lo componen, presidiendo otros tantos retablos. Estos magníficos retablos son los de mayor significación de esta Iglesia: En el central vemos "La Anunciación" A la derecha y en el lado de la Epístola vemos a Jesús cargando con la Cruz ante el pueblo judío, y la capilla de Santa Teresa de similar factura que esta guardada por una reja de madera y que parece ser de finales del siglo XVII. En la parte izquierda del crucero, en el retablo del Evangelio, vemos La Piedad o Descendimiento de trazos impresionistas con connotaciones e inspiraciones basadas en el estilo del españoleto José Ribera, que nos indican su estilo tenebrista y que parece inacabada; magnifica obra de Gordiano. La Capilla además exhibe orgullosa cinco lienzos de Luca Gordiano o Lucas Jordán, que fue discípulo de Ribera y apodado "Fa Presto", por su rapidez en el acabado de sus lienzos,este inigualable artista adquirió notoriedad y prestigio por sus magnificas obras expuestas en el Palacio de Medici Riccardi en Florencia y teniendo como contraprestación póstuma la infravaloración de sus trabajos en el siglo XIX por la influencia moderna del Neoclasicismo. Vemos en los ya mencionados cuadros algunos de sus mejores trabajos "La Encarnación", "Ecce Homo", "La Cruz a Cuestas" y el "Descendimiento" antes nombrado, le acompañan en este deleitar visual otras magnificas obras como "La Oración en el Huerto" de Andrea Vaccaro o "Santa Rosa de Lima" de Lázaro Balde que resplandecen y magnifican esta venerada Iglesia por si mismas, haciendo imprescindible su visita. La Iglesia de indudable factura barroca, es obra de Fray Juan de San José que realizó los trabajos por encargo del mecenas D. Gaspar de Bracamonte y Guzmán, Conde de Peñaranda y Virrey de Nápoles que en 1651 fue nombrado presidente del Consejo de Órdenes. Además en octubre de 1653, El rey Felipe IV otorgó a D. Gaspar por real Cédula, la Presidencia del Consejo de Indias en Gobierno. Fue comendador de Daimiel en la orden de Calatrava, y se casó con su sobrina hija de su hermano mayor, la cual solo le dio un hijo, D. Gregorio Genaro de Bracamonte, que fue Grande de España. D. Gaspar fue mecenas de este Convento gastando más de 100.000 ducados en su construcción, y aportó por su condición de Virrey gran cantidad de lienzos y bronces traídos de Nápoles, así como gran cantidad de joyas, piedras preciosas, láminas, alhajas de plata, oro y diamantes, así como esmaltes para la Imagen de Nuestra Señora de Loreto; hizo a lo largo de las distintas remodelaciones , nuevas aportaciones de dinero, aproximadamente otros 50.000 ducados mas. Eligió este convento como Capilla Funeraria de él y de su familia, con la condición de ser tratado como otro cualquier difunto, y con el mismo protocolo que las demás religiosas que eran enterradas en los nichos funerarios y sepulturas de sus claustros. Falleció el 14 de Diciembre de 1676 y catorce meses después de su muerte, falleció su esposa.

26.79€ persona y noche (aprox.)


Contacta sin compromiso


Noemi

  • En Toprural desde 2016-09-30
  • Con licencia en turismo
  • (Nº de licencia CR-AV-1237)

* Campos obligatorios

Contactar con el propietario