Ekolanda

Esnotz, (Erro), Navarra (España)

Casa Rural Ekolanda para 13 personas en Esnotz

Ekolanda

Esnotz, (Erro), Navarra (España)

10.0 Excelente 

persona y noche (aprox.)
Personas
Tipo
Habitaciones
16.04 €
2 - 13
Alquiler por habitaciones
4
10 Nota media
Alquiler por habitaciones
Personas 2 - 13
EKOLANDA. Este es el nombre que resume nuestra casa rural, apostamos por los productos ecológicos (Eko), por los productos de la tierra y por el medio rural (Landa). 

La casa era una antigua borda del año 1842 totalmente rehabilitada manteniendo la esencia y la historia del Valle de Erro, uno de los grandes paraísos naturales de Navarra. Un lugar para descubrir y redescubrirse!!!

En la casa contamos con cuatro amplias habitaciones todas con baño completo, televisión y wifi. También disponemos de camas supletorias y cunas.

Existe la posibilidad de alquilar la Casa completa o por habitaciones.
Leer más
En Ekolanda os servimos desayunos caseros preparados con cariño utilizando productos locales y ecológicos. Una delicia!!!
Ocultar detalles

Estefanía (Propietario)

Habla Inglés, Español

Contactar con el propietario

Sobre el propietario y el alojamiento Leer más

Sobre Estefanía

EKOLANDA quiere decir Eko(ecología)-Landa(rural), es nuestra filosofía de vida. Somos dos hermanas que dimos un giro total a nuestras vidas, vivíamos tan deprisa que nos habíamos olvidado de la esencia de la vida y apostamos por este paraíso natural.

Razones para venir

EKOLANDA es una antigua borda construida en el año 1842 totalmente rehabilitada manteniendo su esencia y su historia.
Las bordas son edificaciones típicas del Pirineo Navarro, se utilizaban para resguardar el ganado y para almacenar su alimento.

Lo mejor

El Valle de Erro, es un paraíso para los amantes de la naturaleza, en él se pueden recorrer multitud de senderos que nos adentran en el Pirineo.

En Ekolanda os servimos desayunos caseros preparados con cariño utilizando productos locales y ecológicos. Una delicia!!!

(ocultar)

Características

  • Exterior: Terraza. 
  • Interior: Colección de juegos,  Equipo de música,  Lavadora,  Calefacción,  Lavavajillas,  Comedor,  Televisión en habitación,  Baño en habitación,  Cocina,  Chimenea,  Televisión,  Biblioteca,  Sala de estar,  Zona de aparcamiento. 
  • Servicios: Acceso internet,  Lavado de ropa,  Paseos con guía,  Se sirven desayunos,  Bicicleta disponible,  Cuna disponible,  Documentación sobre la zona,  Se sirven comidas,  Se sirven cenas,  Servicio de canguro,  Actividades para niños,  Venta de productos locales,  WiFi gratis,  Certificación ecológica. 
  • Situación: En el casco urbano,  Acceso asfaltado,  Señalización del acceso. 

Actividades

  • Tierra: Recogida de setas,  Bicicleta de montaña - BTT,  Escalada,  Espeleología,  Esquí,  Montañismo,  Multiaventura,  Rutas a caballo,  Rutas gastronómicas,  Senderismo - trekking,  Enoturismo. 
  • Agua: Barranquismo,  Piragüismo,  Pesca. 
  • Talleres: Cursos y talleres,  Fotografía,  Observación de fauna y flora. 
Este bello pueblo ofrece la posibilidad de disfrutar de un espectacular paisaje y conocer la vida de los ganaderos, paseando por infinidad de senderos que hay a nuestro alrededor. 

Os podemos ayudar a preparar vuestras rutas, paseos y excursiones tanto en coche, a pie o en bicicleta.

- Alquiler de bicicletas.
- Organización de rutas y excursiones.
- Paseos ecuestres.
- Visita a una lechería.
- Visita a una quesería artesana.
- Visita a la huerta y talleres gastronómicos. 
- Visita a almazara y cata de aceite.
- Visita a bodega y cata de vino.
- Visita a una sidrería.
- Ruta guiada de pintxos.
- Paseos por el camino de Santiago.

(ocultar) Leer más

Descubre en Yumping actividades cerca de Ekolanda

10.0 / 10 Excelente

Basado en las opiniones de los últimos 24 meses


Valoración por categorías

Limpieza
10.0 Muy bueno
Trato del propietario
10.0 Muy bueno
Entorno
10.0 Muy bueno
Equipamiento
10.0 Muy bueno
Relación calidad/precio
10.0 Muy bueno
Calidad del sueño
10.0 Muy bueno







Recuerdo inolvidable

10 / 10
Hace algunas semanas tuvimos la ocasión de disfrutar de una escapada a este precioso rincón de Navarra y no pudimos elegir mejor destino y mejor alojamiento que este magnífico "hogar", con todas sus letras; la calidez humana de su propietaria (Verónika) ,sus indicaciones para hacer unas excursiones maravillosas y únicas, con ese trato cálido y cercano, esos  desayunos y esas cenas, la habitación a la que no le faltaba ningún detalle.
Leer más
...en fin, todo.
Muchas gracias por esta experiencia y no dudes que volveremos pronto.
Alfredo y Sofia (Madrid)
Ocultar detalles

En pareja Fecha de estancia: 2015-10-24 Fecha de opinión: 2015-11-30

Estancia genial

10 / 10
Hemos pasado 4 noches de agosto en la casa Ekolanda. La casa está muy bien equipada y la habitación donde estuvimos (la roja) muy confortable aunque supongo que lo serán todas. La estancia ha sido muy gratificante tanto por la casa, el lugar y sobre todo por la propietaria Verónica siempre atenta y que trató de hacernos la estancia lo más agradable posible.
Leer más
También coincidimos con gente muy maja en la casa que siempre es de agradecer.
La casa está en una aldea donde es todo tranquilidad y a 2 km estás en una carretera nacional donde puedes moverte para hacer excursiones, visitar pueblos y realizar compras. No perderos el Valle de Sorogain que lo tenéis justo al lado ni la Selva de Irati. También estuvimos en el pueblo de Olite que le gustó mucho a las niñas.
Los desayunos buenísimos y ecológicos con ese yogur casero que ya me gustaría disfrutar en casa.

Un beso muy fuerte de Ramón, Cristina, María y Ana.
Ocultar detalles

Familia con niños Fecha de estancia: 2015-08-04 Fecha de opinión: 2015-08-15

Queremos volver pronto

10 / 10
Buscando un lugar tranquilo para una escapada en Navarra, hemos encontrado el Valle de Erro. Nos ha sorprendido estar tan cerca de lugares increíbles como la Selva de Irati, Roncesvalles, Roncal… Muy cerca de Francia, en pleno Camino de Santiago; y lo mejor, una ciudad como Pamplona a tiro de piedra! La casa rural EkoLanda es preciosa, y las hermanas que la llevan cuidaron hasta el mínimo detalle con nosotros!
Leer más
Desayunos buenísimos, todos los productos que utilizan son ecológicos y locales… no se puede pedir más! Sin duda, la recomendamos y, sobre todo,  volveremos! Las habitaciones son muy acogedoras y, lo mejor: hemos dormido como nunca. Un diez para Verónica  y Estefanía!
Ocultar detalles

En pareja Fecha de estancia: 2014-09-18 Fecha de opinión: 2014-11-20

Inolvidable!!

10 / 10
Estuvimos Benja y yo este verano una semana de visita allí, y que decir?, sobresaliente!, buen recibimiento, trato magnifico, la casa es un encanto, la ubicación, la comida, y las propietarias dos hermanas geniales que dan un trato excepcional, volveremos fijo. Os lo recomiendo! Muchos besos desde Valencia!!! Ya os echamos de menos!
 

En pareja Fecha de opinión: 2014-11-19

10 / 10
Hola somos Eva, Alvaro y Ariadna estuvimosen la casa en el puente del pilar. El alojamiento esta genial, las camas son comodisimas, todo super limpio y la decoración perfecta.
La zona super tranquila y el entorno es impresionate y el valle de soragain a tan solo 10 minutos nos encanto.
Veronica y Fany se portaron genial con nosotros pq la niña estuvo un poco mala del estomago y no les importo hacerle cena de dieta.
Leer más
..muchisimas gracias chicas!!!!
Si alguna vez volvemos por la zona sin duda repetiremos alajomiento.
Esperamos volver.
Ocultar detalles

Familia con niños Fecha de estancia: 2014-10-09 Fecha de opinión: 2014-11-09

Maravilloso!!

10 / 10
Creo que han sido tres los fines de semana que pasé el pasado verano en Ekolanda,  que decir de la casa...una pasada, en un pueblecito con mucho encanto retirado de la carretera principal en el que podrás descansar y despejar la mente. Ideal para familias con niños, parejas, y grupos reducidos de amigos.
Habitaciones  muy amplias, camas comodísimas, todo decorado al más mínimo detalle con ese toque rural de las típicas casas pirenaicas.
Leer más
Pero sin duda de lo mejor de la casa sus propietarias, Vero y Fani no pueden ser más majas, se desviven porque tu estancia allí sea única, sus desayunos y sus cenas son una auténtica pasada, todo con productos ecológicos de una calidad sin igual, si vais no os las debéis perder.

En fin ME ENCANTAAA!!! volveré sin ningún tipo de duda!.

Besos chicas!
Ocultar detalles

Grupo de amigos Fecha de estancia: 2014-08-01 Fecha de opinión: 2014-10-02

Genial

10 / 10
Fuimos 3 amigos a pasar el finde y estuvo genial. Todo muy limpio, sin un ruido, perfecto para descansar. Las propietarias son un encanto, las cenas nos sorprendieron gratamente, cocinan delante de ti, todo con ingredientes naturales, y son muy  simpáticas.

En fin, que repetiré seguro.
 

Grupo de amigos Fecha de estancia: 2014-07-31 Fecha de opinión: 2014-10-02

Un sitio encantador

10 / 10
Acabamos de llegar de Ekolanda y decir que un diez en todo, lo primero las propietarias Verónica y su hermana se portaron genial, sus desayunos espectaculares , como dicen todo ecológico y de la tierra.
La casa esta muy bien es pequeñita pero muy acogedora, las habitaciones muy bien , sobre todo la roja, la que le gustaba a mi hija. Esnotz es un pueblo muy pequeñito , escondido pero una vez descubres el lugar no tiene pérdida(decir que llegamos por la noche).
Leer más
Recomiendo Ekolanda a las personas que busquen tranquilidad y naturaleza y que quieran desconectar de todo, allí la vida va a otro ritmo, más pausado y tranquilo,ruidos? pues alguna vaca que hay por los alrededores por lo demás calma y tranquilidad.
Yo ya la he recomendado a mis conocidos que quieren ir por la zona.
Imprescindible visitar la Selva de Irati , esta a tiro de piedra de allí.
Volveremos!!!
Ocultar detalles

Familia con niños Fecha de estancia: 2014-08-14 Fecha de opinión: 2014-08-20

La escapada a Ekolanda fue maravillosa

10 / 10
El entorno es espectacular, genial para ir en primavera-verano-otoño e invierno si te gusta la nieve. Mucha naturaleza, pájaros, árboles, senderos, cursos de agua... La casa es acogedora, cálida y cómoda. El trato humano recibido es excepcional; conversaciones amenas en torno a los desayunos y cenas, todo ello acompañado de comida casera, rica y sabrosa. Seguramente repetiré.
Leer más
El hecho de que además de la belleza del entorno, la calidad humana y la rica gastronomía, convierte a Ekolanda en un sueño para quienes como yo, amamos la naturaleza y la tranquilidad.
Gracias Vero y Fani por el trato recibido.
Ocultar detalles

En pareja Fecha de estancia: 2014-08-14 Fecha de opinión: 2014-08-18

Lugar ideal para desconectar

10 / 10
Es el lugar ideal para escapar de la rutina. El enclave es muy tranquilo
 Puedes hacer rutas a pie hasta lugares preciosos. Los cambios estacionales seran muy recomendables es este lugar. La atención es esquisita de las dos hermanas, Vero y Fany, te hacen sentir como en casa. La comida muy rica y ecológica...vamos! Que en cuanto pueda, repito! Muy recomendable!
 

Viajé solo Fecha de estancia: 2014-07-04 Fecha de opinión: 2014-07-24


  MI JU VI SA DO LU MA MI JU VI SA DO LU MA MI JU VI SA DO LU MA
3: BASOA / BOSQUE 26 27 28 29 30 31 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15
2: EGUZKI / SOL 26 27 28 29 30 31 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15
4: IBAIA / RIO 26 27 28 29 30 31 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15
4: MENDI / MONTAÑA 26 27 28 29 30 31 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15

Calendario actualizado el 2017-07-24  Libre  Fin de semana  Ocupado


Habitaciones en Ekolanda

IBAIA / RIO

plazas 4

IBAIA / RIO

: 1 Habitación de 4 plazas, Baño

Mínimo noches Noche Noche en fin de semana Persona adicional Régimen
1 55,00 € 55,00 € 15,00 € Solo alojamiento
BASOA / BOSQUE

plazas 3

BASOA / BOSQUE

: 1 habitación triple, Baño

Mínimo noches Noche Noche en fin de semana Persona adicional Régimen
1 55,00 € 55,00 € 15,00 € Solo alojamiento
MENDI / MONTAÑA

plazas 4

MENDI / MONTAÑA

: 1 Habitación de 4 plazas, Baño

Mínimo noches Noche Noche en fin de semana Persona adicional Régimen
1 55,00 € 55,00 € 15,00 € Solo alojamiento
EGUZKI / SOL

plazas 2

EGUZKI / SOL

: 1 Habitación doble, Baño

Mínimo noches Noche Noche en fin de semana Régimen
1 55,00 € 55,00 € Solo alojamiento
Los precios incluyen IVA

Más información

Cantidad de la reserva:
50.0  %
Resto del pago:
Al abandonar el alojamiento 
Formas de pago:
Transferencia bancaria ,   En efectivo  
10.0 / 10 Excelente

Basado en las opiniones de los últimos 24 meses

CALLE SAN MARTIN, Nº 27 - 31697 EsnotzErro (NavarraNavarra)

Mapa Mapa | Calcular ruta Calcular ruta

Indicaciones del propietario

Desde Pamplona, N-135 dirección Francia-Roncesvalles, hasta llegar al pueblo de Erro, tomar desvío a la derecha indicación Urroz y a escasos 20 metros coger el desvío con indicación a Esnotz.

Lugares de interés

  • a 10 km: VALLE DE SOROGAIN 
    Sorogain es un valle alargado y tapizado de hierba, donde pasta el ganado de los municipios fronterizos de Erro, Baigorr y Valcarlos. Este idílico lugar está atravesado por una regata de aguas claras que nace en el collado de Astakarri (a un kilómetro de la frontera internacional), y que desciende por el fondo del valle hasta el río Erro, cerca de Biskarret. En este vallecito perteneciente al comunal de Erroibar llaman la atención sus praderas, con el típico verde esmeralda que adquieren en primavera, y también los montes y bosques que lo enmarcan. El propio topónimo de Sorogain (del vasco soro "prado", y gain "alto") hace alusión al uso tradicional que ha tenido (pastizal), y también a su ubicación en la parte alta del Pirineo navarro. El valle oscila entre los 800 y los 965 metros de altitud. Si algo da fama hoy a Sorogain son precisamente sus praderas y las marcas de ganado que se celebran periódicamente en este vallecito solitario habitado principalmente -según las épocas del año- por vacas, ovejas y caballos. Hoy, la antigua vivienda del guarda de Erro conocida hasta hace poco como casa del valle o casa Pablo, se ha convertido en un albergue, con bar restaurante. A la belleza de los prados y de la regata de Sorogain, se unen el bosque de Odía, declarado enclave natural, y los montes del entorno, reclamo de montañeros. Muchos suelen subir desde Sorogain al nudo de cordales de Mendiaundi (1.232 m), que flanquea el valle por el Este. También al Adi, que con 1.457 m. es el monte más alto de la zona. Desde este último, o desde su vecino Iturrumburu (1.312 m), se divisa una espléndida panorámica de la frontera francoespañola.
  • a 17 km: RONCESVALLES 
    La histórica derrota de Carlomagno y el Camino de Santiago hicieron memorable a Roncesvalles, cobijo de caminantes y peregrinos, foco de leyendas y encuentro de culturas. Los sólidos muros de la colegiata, construida al abrigo del puerto de Ibañeta, le protegerán del hostil invierno y le trasladarán a un mundo de batallas y mitos. Lugar de paso donde se concentra historia y leyenda, Orreaga/Roncesvalles es un bello paraje forestal ubicado en el Pirineo navarro, que ocupa cerca de mil hectáreas y que es el punto mayoritariamente elegido por los peregrinos para iniciar el Camino de Santiago en España. El conjunto monumental de la Colegiata de Orreaga/Roncesvalles, antiguo hospital de peregrinos y tumba del rey Sancho VII el Fuerte, es un excelente ejemplo de arquitectura medieval, un espacio mítico. A los pies del puerto de Ibañeta, donde el Pirineo Occidental comienza a elevar sus cimas y cerca de la amplia llanura de Auritz/Burguete, se sitúa Orreaga/Roncesvalles, paso natural del Pirineo donde tuvo lugar la Batalla de Roncesvalles (778), una de las más dolorosas derrotas del ejército franco en la que Carlomagno lloró la muerte de Roldán, el mejor caballero de Francia. En un paisaje circundado por hayedos, abetales y robledales, se alza majestuosa la Colegiata de Santa María de Orreaga/Roncesvalles, antiguo hospital de peregrinos y uno de los puntos más conocidos de la peregrinación compostelana. Aquí se celebra diariamente la misa de los peregrinos, de lunes a viernes a las 20:00, y los sábados y domingos a las 19:00 horas. La Colegiata fue construida a finales del siglo XII y principios del XIII. La explanada de acceso nos conduce hacia la Casa Prioral y el Museo Biblioteca para después, a través de un pequeño túnel de bóveda rebajada, acceder a las principales construcciones. La restaurada iglesia colegial de Santa María, consagrada en 1219, responde al estilo gótico francés y cuenta con una torre defensiva del siglo XIV. Su altar mayor está presidido por la imagen de Santa María de Roncesvalles (XIV), una talla gótica de madera revestida con plata que, según la leyenda, apareció milagrosamente por el anuncio nocturno de un ciervo en cuyas astas brillaban dos luceros. Del lado de la epístola se accede al claustro, construido en el siglo XVII tras el haberse derrumbado en 1600, tras una gran nevada, el primitivo claustro gótico. Desde allí, se llega a la capilla de San Agustín, en cuyo centro se encuentra el sepulcro del rey Sancho VII el Fuerte. Observe las mazas y cadenas que se exhiben en su cabecera. Son las que, según la leyenda, el monarca arrebató al moro Miramamolín durante la contienda de las Navas de Tolosa (1212), que también se relata en las vidrieras de la iglesia, y que forman parte del escudo de Navarra. El edificio más antiguo es la capilla del Sancti Spiritus o silo de Carlomagno (XII), de estilo románico. La construcción está asentada sobre una cripta con cubierta de cañón, donde dicen que clavó su espada Roldán tras la derrota. Este mágico entorno se completa con otras construcciones como la iglesia de Santiago, también llamada de los Peregrinos, y edificios civiles como el antiguo hospital, construido entre 1802 y 1807, o el museo-biblioteca, que data de finales del siglo XIX. En él podrá admirar algunos de los tesoros artísticos acumulados en Orreaga/Roncesvalles a lo largo de la historia, como el Ajedrez de Carlomagno, un relicario de plata dorada y esmaltada considerado una de las mejores obras de la esmaltería medieval; la Virgen del Tesoro (XIV); o un evangeliario románico de plata. Igualmente, visite la Casa de los Beneficiados (XVIII) o la casa Itzandegia, primitivo hospital considerado mucho tiempo el primer santuario de la Virgen. Tras la visita a la Cologiata, déjese envolver por la tranquilidad de los extensos bosques de hayas que se convierten en pastizales en las cimas más altas; o recorra alguno de los paseos de la zona, como el Paseo de Zaldua (2 km) o el que recorre el Bosque de Basajaunberro (3,9 km). Ambos están señalizados con marcas blancas y verdes y parten del aparcamiento situado detrás de la Colegiata. Aunque no está señalizado, el paseo de los Canónigos, que parte desde la trasera del edificio Itzandegia, es un fácil y bonito paseo circular de 3 km que retorna por el trazado del Camino de Santiago.
  • a 28 km: SELVA DE IRATI, VALLES DE AEZKOA Y SALAZAR 
    En la cabecera de los valles de Salazar y Aezkoa (en el noreste del Pirineo navarro) se extiende la Selva de Irati, el hayedo-abetal más extenso de Europa. Este espectacular bosque invita a caminar por los diferentes senderos que rodean el embalse de Irabia, ascender hasta la estación megalítica de Azpegi o la torre romana de Urkulu (1.438 metros) y escuchar el lenguaje de los animales o el incesante murmullo del agua. Irati dispone también de áreas de descanso y merenderos. Ochagavía, uno de los pueblos más bellos del Pirineo navarro, es el portal del Valle de Salazar a la Selva de Irati. Ochagavía es un lugar con encanto, con su puente medieval, sus estrechas calles empedradas y el cuidado caserío situado a ambas orillas del río Anduña. A 4 kilómetros del pueblo está ubicado el santuario de Nuestra Señora de Muskilda, una ermita románica del siglo XII. También cuenta esta localidad con un Centro de Interpretación de la Naturaleza, en el que se da a conocer el ecosistema del valle, sus formas de vida y tradiciones. A 13,5 kilómetros de Ochagavía, en la carretera de Larrau, se encuentran las pistas de esquí nórdico de Abodi, que arrancan de la antigua aduana de Pikatua. Al oeste de la selva de Irati, muy cerca de Orreaga/Roncesvalles, encontramos el acogedor y coqueto Valle de Aezkoa, que cuenta con el mayor número de hórreos conservados en Navarra y con calles, casas y rincones de gran belleza, como el de las ruinas de la antigua fábrica de armas, erigida sobre una antigua ferrería medieval y declarada Bien de Interés Cultural (BIC).
  • a 44 km: VALLE DE BAZTAN 
    El Valle de Baztan es tierra de hidalgos, de indianos que volvieron de ultramar, de contrabandistas, de pastores y de peregrinos que acudían a Santiago por la ruta alternativa que atraviesa el valle. El Baztan es un valle siempre verde, de clima cantábrico, el municipio más extenso de Navarra, con 374 kilómetros cuadrados, que incluye 15 pueblos y decenas de caseríos que salpican un paisaje formado por prados en los que pasta el ganado, cultivos y bosques. Son numerosos los palacios medievales y señoriales que adornan las localidades baztanesas, todas de gran belleza y cuidado caserío. Arraioz recibe al visitante con la altiva figura del palacio de Jauregizar, una torre de origen medieval con cadalso de madera en la parte superior. Si se toma el desvío a Ziga, se asciende al mirador de Baztan, que ofrece una bella panorámica de la zona. El centro comercial y administrativo de Baztan es Elizondo, con sus caserones, palacios y edificios monumentales y religiosos. Baztan cuenta con interesantes museos como el etnográfico Jorge Oteiza (Elizondo) o el museo escultórico Santxotena (Arizkun), y con bellos rincones donde perderse como la cascada de Xorroxin (Erratzu), los dólmenes de Izpegi y los megalitos de Erratzu-Aldudes. Estas tierras tan ricas harán las delicias de los más golosos. Y es que en Elizondo se elabora el mejor chocolate con avellanas de todo Navarra. Mientras pasea por sus calles, sentirá como el olor invade sus sentidos. Usted también caerá en esta dulce tentación.
  • a 70 km: CUEVAS DE ZUGARRAMURDI 
    Zugarramurdi, incluido en la Ruta de la Brujería, es un pequeño pueblo de poco más de 200 habitantes enclavado en el Pirineo occidental navarro, rozando la frontera con Francia. Sus calles y caseríos blancos contrastan con la inagotable paleta de verdes que colorean su entorno. A las afueras de la localidad, a 400 metros, descubrirá este conjunto natural de impresionante belleza. El arroyo Orabidea, que nace en el infierno según asegura su denominación en euskera "Infernuko erreka", ha excavado un túnel natural de 120 metros de largo con alturas de hasta 12 metros y dos galerías elevadas. La cueva no contiene estalactitas, ni pinturas rupestres, pero sí un atractivo singular gracias a su amplitud y a la leyenda que la envuelve. En ella resulta fácil imaginar los akelarres, situar los relatos que hablan de brujería, de rituales paganos y de banquetes presididos por el diablo. Los nombres que recibe la gruta acentúan su relación con este mundo mágico. Así, se le conoce como "Sorgin Leze" (cueva de las brujas) en el lado más abierto del túnel y como "Akelarre Leze" (cueva del akelarre) en la parte más estrecha. ¿Mito o realidad? Lo cierto es que la historia unió el nombre de Zugarramurdi a la brujería para siempre a causa del Auto de Fe de 1610. Las constantes acusaciones de elaboración de pócimas, hechizos y brujería promovieron que el Inquisidor Valle-Alvarado llevara 40 sospechosos a Logroño. El Tribunal de la Inquisición condenó a 11 personas a morir en la hoguera. 5 de ellas, ya fallecidas, fueron quemadas en efigie. Un panel a la entrada de la cueva recuerda los nombres de aquéllos vecinos. Una celebración revive anualmente este pasado cada 18 de agosto, último día de las fiestas patronales, en que se celebra el tradicional zikiro jate, una comida popular a la que asisten 800 personas y en la que se sirve cordero asado en estacas. Además del camino que recorre la cueva de Zugarramurdi, se puede realizar un hermoso y cómodo paseo que une a esta cueva con las de Urdazubi/Urdax y Sara. Se trata del sendero de las cuevas, de 6,75 km. Está señalizado con un caballo pintado de azul, entraña poca dificultad y discurre tranquilo entre prados y bosques.
  • a 55 km: SEÑORIO DE BERTIZ Y REGATA DEL BIDASOA 
    El Señorío de Bertiz es un parque natural de 2.040 hectáreas donde predominan los bosques de robles, alisos, hayas y castaños, y que cuenta con un coqueto y bello jardín con especies exóticas de diferentes lugares del planeta, y un Centro de Interpretación de la Naturaleza donde se explica a los visitantes su rico patrimonio. La carretera que une Bertiz con la provincia de Gipuzkoa discurre junto al río Bidasoa, en la denominada Regata del Bidasoa. Doneztebe/Santesteban es la cabecera comercial de la comarca y cuna de famosos deportistas del juego de pelota. rido. Desde esta localidad parte la carretera que conduce hacia Leitza y que, siguiendo la regata Ezkurra lleva, en primer lugar a Elgorriaga. La localidad, conocida por los amantes de los hongos y las setas, ha recuperado el balneario que le dio renombre hace cien años. También en el cercano pueblo de Zubieta se ha recuperado el antiguo molino junto al río construido en 1785 y convertido en ecomuseo. En su interior se conservan tres molinos en activo dedicados a la molienda de trigo y maíz, además de una exposición etnográfica con piezas características de la zona. En Donamaría, destaca la casa-torre Jauregia, una típica torre de linaje del siglo XV con cadalso de madera, mientras que desde Urrotz se accede al espacio natural de los embalses de Leurtza, dos pequeños embalses construidos en medio de un magnífico bosque de hayas. En dirección a Francia se encuentran Sunbilla, con su puente de piedra de tres arcos; Etxalar, pueblo de bello caserío; Lesaka, donde cada año los dantzaris bailan el 7 de julio la makil dantza en el petril del río Onín; y Bera, cuna de la familia Baroja. La mayor parte de estas localidades está unida por la vía verde del Bidasoa, un camino llano de 35 kilómetros que aprovecha el trazado del antiguo ferrocarril y que forma parte del proyecto Eurovelo, recorrido acondicionado para ciclistas que unirá Noruega con Portugal.
  • a 46 km: FOZ DE LUMBIER 
    La foz de Lumbier es un desfiladero excavado por el río Irati sobre la roca caliza en el extremo occidental de la sierra de Leire, al pie del Pirineo navarro. Es una de las gargantas más espectaculares de Navarra, un paisaje labrado a lo largo de millones de años por la acción del río Irati que, día a día, sigue marcando su huella en este santuario de la naturaleza, reserva natural desde 1987. La foz de Lumbier es una hoz estrecha y pequeña, de 1.300 metros de longitud y de una belleza espectacular. Sus paredes verticales alcanzan en su cota máxima 150 metros de altura y en sus grietas, roturas y repisas viven grandes rapaces, entre los que abundan los buitres leonados y los quebrantahuesos. La foz, que también sirve de refugio para zorros, jabalíes, tejones y alimoches, está poblada de quejigos y coscojas, además de arbustos como tomillo, espliego y ollaga que se cuelan por las grietas de las paredes calizas. La vegetación se transforma en bosques de álamos, sauces y fresnos a la entrada y salida de la foz. A diferencia de otras gargantas, la de Lumbier puede ser recorrida a través de un sencillo camino la vía verde de la foz de Lumbier que discurre al pie de los acantilados, a lo largo de 2,6 kilómetros. El trazado fue realizado para el tren Irati, el primer tren eléctrico de España, que comunicó Pamplona con Sangüesa entre 1911 y 1955. El camino está señalizado, discurre junto al río y atraviesa la roca a través de dos túneles, de 206 y 160 metros de longitud, que no poseen luz artificial. En la parte final del sendero, el camino bordea la roca y llega hasta los restos del Puente del Diablo, del siglo XVI, con un arco elevado 15 metros sobre el río. Destruido por los franceses en 1812, durante la Guerra de la Independencia, debe su nombre a una leyenda según la cual su constructor pidió ayuda al diablo para levantar el puente. Existe un segundo recorrido, un sendero local señalizado con marcas verdes y blancas y postes de madera que rodea la foz por las laderas inmediatas y vuelve por el interior de la garganta, desde donde se llega de nuevo al aparcamiento. Con una longitud de poco más de 6 kilómetros y 175 metros de desnivel permite además visitar el entorno. Otro de los atractivos que ofrece esta reserva natural es la observación de aves. Disfrute del elegante vuelo de los buitres leonados desde el mirador situado junto a la carretera NA-178, a poca distancia del cruce con la carretera de Jaca. Desde aquí se divisa un comedero de buitres y las enormes rapaces suspendidas en el aire antes de lanzarse sobre su presa. Para conocer un poco mejor el ecosistema de la zona, puede visitar en Lumbier el Centro de Interpretación de las Foces que, a través de exposiciones, audiovisuales y simulaciones, ayuda a familiarizarse con el entorno natural de ésta y otras foces, como la cercana y famosa foz de Arbayún.
  • a 66 km: VALLE DE RONCAL 
    Situado en pleno Pirineo, en la muga con Francia y Huesca, el Valle de Roncal ofrece una acusada personalidad forjada a base de tradiciones ancestrales, una sabrosa gastronomía y naturaleza en estado puro. Siete pueblos únicos componen este valle,son las siete perlas de este valle. El río Esca cruza el valle de norte a sur regando las orillas de sus pueblos empedrados con cuidados caseríos apiñados, tejados inclinados y humeantes chimeneas. Y sus aguas, que han construido impresionantes espectáculos naturales como la foz de Burgui, fueron surcadas durante siglos por los almadieros, a quienes se homenajea cada primavera. Bosques, pistas de esquí de fondo, tradiciones únicas como el Tributo de las Tres Vacas o el Día de la Almadía, gastronomía de calidad como el queso Roncal o las migas de pastor, museos dedicados a personajes ilustres como el de Julián Gayarre, senderos de distintos desniveles como el Camino de Zemeto, cumbres elevadas como la Mesa de los Tres Reyes (la más alta de Navarra), esculturas premiadas como el Mausoleo de Julián Gayarre, plazas floridas, paisajes indómitos como Larra en Belagua y rincones de cuento. Un valle para recorrerlo sin prisa y fotografiarlo... Un valle para vivirlo.
  • a 29 km: PAMPLONA 
    Fundada por los romanos y atravesada por el Camino de Santiago, Pamplona es hoy una ciudad moderna y acogedora con una amplia oferta de actividades: pasear entre murallas centenarias y calles adoquinadas; descansar en parques y terrazas; saborear sus deliciosos pinchos; visitar monumentos con historia; acudir a espectáculos de primera o admirar deportes con solera como la pelota. Además, su céntrica ubicación geográfica la hacen perfecta para conocer cómodamente la diversidad de la región. Le presentamos los principales lugares de ocio y cultura de la capital Navarra. ARTE: MONUMENTOS, MUSEOS, PLAZAS y RINCONES SINGULARES . Catedral de Santa María (siglos XIV y XV): la sobriedad de su renovada fachada neoclásica contrasta con la estética gótica del interior, en la que destaca su claustro, considerado como uno de los más exquisitos en su estilo y de obligada visita. En él podremos admirar 2 esculturales puertas y arquerías y una curiosa capilla de bóveda estrellada. . Los tres Burgos y sus iglesias guerreras: la Navarrería, San Cernin y San Nicolás, cada uno con su traza y sus iglesias-fortaleza (Catedral en la Navarrería, Iglesia de San Saturnino e Iglesia de San Nicolás) fueron el origen de lo que hoy es la parte antigua de la ciudad medieval, rodeada de murallas y cuyas calles estrechas, plazoletas y palacios son vigilados por torres y campanarios. . Ayuntamiento de Pamplona: está situado en el centro del casco antiguo, ubicación que no es casual. El rey Carlos III el Noble promulgó en 1423 el Privilegio de la Unión y ordenó el levantamiento de este edificio en la confluencia de los tres burgos medievales como símbolo de la consolidación de una única ciudad. Destaca su colorista fachada que combina los estilos barroco y neoclásico. La balconada central es protagonista del lanzamiento del chupinazo de San Fermín cada 6 de julio. . Museo de Navarra, Reyno: antiguo hospital convertido en museo cuya visita es imprescindible para entender el arte y la historia de Navarra desde la prehistoria hasta nuestros días. En él podrá admirar piezas tan relevantes como la arqueta mozárabe de Leire o el retrato del Marqués de San Adrián, de Goya. . Recinto amurallado medieval: 5 kilómetros de paredes, bastiones, baluartes, portales, medias lunas, revellines y fuertes dotan a este conjunto defensivo de la sobriedad y la sofisticación que le han valido ser declarado Monumento Nacional y ser considerado como uno de los complejos bélicos más interesantes y mejor conservados de España. Conozca su historia desde el nuevo centro de las Fortificaciones de Pamplona. . Palacios de interés: el Archivo Real, el palacio del Condestable y la Diputación Foral: El Archivo Real y General de Navarra, antiguo Palacio de los Reyes, es un emblemático edificio del siglo XIII rehabilitado por Moneo, que conserva intacta la sala gótica abovedada y el patio interior porticado. El Palacio del Condestable es el único exponente de la arquitectura civil del siglo XVI de Pamplona. Rehabilitado recuperando su apariencia original y elementos como su caprichosa esquina, es hoy centro del legado y la música del genial violinista Pablo Sarasate. Por su parte, el Palacio de Navarra, conocido como la Diputación, es sede de la presidencia del Gobierno. Un rotundo edificio neoclásico que alberga bellas estancias como el Salón del Trono, y desde cuyo reloj, cada día a las 12:00, suena el Himno de Navarra. En sus jardines se levanta el árbol más alto de la ciudad, una secuoya de 37 metros y un siglo y medio de vida. . Plaza del Castillo: centro neurálgico de la ciudad. Se trata de un cuadrilátero imperfecto del que parten las callejuelas estrechas del casco antiguo. Está rodeada por un buen número de coloridas casas del siglo XVIII en las que destacan balconadas, torretas, áticos y ventanales. Además, la huella de Ernest Hemingway está presente en numerosos de sus rincones como el mítico Café Iruña, el Gran Hotel La Perla o el bar Txoko. . Rincón del Caballo Blanco y plazuela de San José: al borde las murallas, se trata de un enclave lleno de encanto y con connotaciones medievales. Un perfecto mirador hacia el norte y este de Pamplona. La terraza del mesón que allí se ubica es un reclamo con la llegada del buen tiempo donde disfrutar de conciertos al aire libre. Desde allí, y pasando bajo una casita colgada, se accede a la recoleta plaza de San José, donde podrán contemplar la casa más antigua de la ciudad, buscar la salida en la calle Salsipuedes o admirar la única fuente-farola de Pamplona. NATURALEZA: PARQUES CON ENCANTO . La Ciudadela, fortaleza y pulmón verde de la ciudad: considerada como el mejor ejemplo de arquitectura militar del Renacimiento español, alberga en sus interior, otras fortificaciones y edificios menores que se destinan a actividades de ocio y exposiciones. Prados y arbolado ocupan su perímetro, que es conquistado cada día para la práctica de actividades deportivas. . Minizoo en los fosos de la Taconera: este bonito parque de aire versallesco nos reserva numerosas sorpresas: portales a modo de arcos de triunfo, monumentos ilustres como el de Julián Gayarre o antiguas esculturas como la popular Mariblanca, arcos ojivales, fuentes y un coqueto café... Pero sin duda su elemento más curioso es el pequeño zoo que alberga en sus fosos y en el que conviven ciervos, patos, faisanes, cabras, cisnes o pavos reales. . La Media Luna: uno de los parques más románticos y antiguos de la ciudad con forma de luna menguante y el sello del arquitecto Víctor Eusa. A destacar su mirador sobre el río Arga con vistas a un perfil eternamente retratado por los pintores navarros que incluye las torres de la Catedral y las iglesias medievales, y la vega de la Magdalena. Alberga además un estanque de peces, una secuoya gigante, el monumento al tenor roncalés Julián Gayarre y un coqueto café. . Parque de Yamaguchi: fruto del hermanamiento de Pamplona con esta ciudad japonesa, se construyó este parque que contiene todos los elementos propios de un jardín nipón. Plantas y especies arbóreas, algunas autóctonas, conviven con elementos ornamentales como la suhama.
  • a 15 km: QUINTO REAL. EMBALSE EUGI. 
    Se trata de un bosque de hayas situado al noroeste de Navarra. Los valles pirenaicos de Baztan, Erro, Esteríbar y Alduides comparten la propiedad de este espacio natural surcado de regatas. Sus características hacen de este espacio una de las extensiones boscosas más importantes de Navarra. Atravesado por el río Arga, este extenso paraje esconde rincones singulares como las ruinas de la Real Fábrica de armas de Eugi o el hayedo de Odia. Dominado por el monte Adi, es un espacio privilegiado tal como recuerda su nombre. Un topónimo con historia ya que proviene de la Edad Media. La quinta era en la época (siglo XIII) la parte que se pagaba a los reyes navarros en concepto de aprovechamiento de pastos y monte. La riqueza natural de este rincón se traduce en una flora y fauna muy variadas. Entre todas las especies animales destacan las palomas, halcones peregrinos y buitres leonados que dominan los cielos de Quinto Real mientras ciervos, corzos y jabalíes habitan en sus suelos. Precisamente las palomas de pasa y los ciervos son los reyes del otoño protagonizando escenas llenas de encanto. Los ciervos ponen el sonido al bosque. Se trata de la berrea. En época de celo, los ciervos machos tratan de conquistar a las hembras con sus particulares antífonas, preludio de la lucha que disputarán por convertirse en el macho dominante. Otra de las particularidades de Quinto Real es que en su interior nacen numerosos manantiales de agua fresca y ríos con marcado carácter como el Arga. Este río abastece a Pamplona a través del embalse de Eugi. Su uso impide a este espacio su utilización recreativa pero la estampa de la localidad de Eugi reflejándose en las aguas azules del pantano resulta portentosa. En el fondo de este embalse reposan los restos de la antigua fábrica de armas de Eugi. No obstante, los restos de una más moderna y anterior a la de Orbaizeta se esconden bajo la hiedra en el corazón del bosque de Quinto Real. Esta ferrería se construyó en el siglo XVI y cerró sus puertas un siglo más tarde al agotarse sus recursos, lo que daría pie a la instalación de la fábrica de Orbaitzeta. En Eugi se fabricaron principalmente proyectiles para cañones y armas menores. Hoy día, sólo algunos de sus muros y arcos sobreviven como testigos mudos de aquella época.
  • a 45 km: SAINT-JEAN PIED DE PORT (FRANCIA) 
    San Juan Pie de Puerto, situada al pie de los Pirineos, constituye un paso obligado de peregrinos en camino hacia Santiago. Sus empinadas y adoquinadas calles, sus murallas y sus fachadas de piedra hacen de esta ciudad medieval una de las más bonitas del País Vasco Francés. En la Plaza del General de Gaulle, también conocida como la plaza del mercado, se encuentra el ayuntamiento, un edificio del siglo XVII. En esta plaza se celebra todos los lunes el mercado semanal, en el que se comercializan los mejores productos regionales. Cruzando la puerta de Navarra se encuentra la Iglesia de Nuestra Señora, de estilo gótico. Desde allí se extiende la calle principal, Rue de la Citadelle, que asciende hasta la ciudadela. En esta calle se encuentra una antigua cárcel conocida como la Prisión de los obispos, del siglo XIII. En lo alto de esta calle y junto a la ciudadela se sitúa la Puerta de Santiago, patrimonio mundial de la UNESCO, que constituye el lugar por el que entraban los peregrinos a la ciudad. Desde el mirador de la ciudadela se aprecian unas hermosas vistas de toda la comarca de San Juan y de los viñedos de Irouléguy. Al otro lado del río Nive, atravesando la Puerta de Nuestra Señora y un puente del siglo XVII se encuentra el barrio comercial de la ciudad, surcado por la Calle de España, por la cual los peregrinos abandonan la ciudad para dirigirse a Roncesvalles.
  • a 92 km: BIARRITZ, PLAYAS. (FRANCIA) 
    Biarritz se sitúa en el sudoeste de Francia, en el departamento de los Pirineos Atlánticos, en la Costa Vasca y no lejos de la frontera con España. El cabo Saint-Martin, que domina el faro de Biarritz, señala el límite entre la costa arenosa al norte, que comienza en el punto extremo de la Gironda y que termina en Anglet, y la costa recortada de acantilados del País Vasco al sur. Biarritz está construida sobre una serie de colinas a lo largo de la costa. La ciudad da directamente sobre distintas calas y playas como la grande plage, la côte des Basques (Costa de los Vascos) o el port des pêcheurs (puerto de los pescadores). Ciudad balnearia muy conocida desde el siglo XIX. Estaba constituida por un pueblo de pescadores de ballenas cuando Victor Hugo “la descubrió” en 1843. Él ya mencionaba el riesgo que tenía de pasar a ser una ciudad balnearia. Se constituyó como puerto pesquero de ballenas a partir del siglo XI. Estaba formado por dos asentamientos: el barrio de la iglesia de San Martín y el puerto pesquero (Port-Vieux) defendido por el castillo de Belay o Ferragus. El nombre original de la ciudad (en la Edad Media) era Beariz. Su blasón muestra una gran barca ballenera que sigue siendo el símbolo de la ciudad. La población es de origen vasco, con la introducción de elementos gascones a partir del siglo XIV. Biarritz formó parte de Labort hasta 1790. El primer faro se construyó en 1650.

16.04€ persona y noche (aprox.)


Contacta sin compromiso


Estefanía

  • En Toprural desde 2016-02-10
  • Con licencia en turismo
  • (Nº de licencia UCR00727)

* Campos obligatorios

Recomendado


  • Más de 1 año en Toprural
  • Más de 5 opiniones
  • Valoración media superior a 9

Contactar con el propietario