Mapa
Filtrar
Ordenar por

43 casas rurales en Alto Tajo.

43 casas rurales en Alto Tajo.

1 a 20 de 43

Disfruta del turismo rural en Alto Tajo

En la Comunidad Autónoma de Castilla la Mancha se presenta en la provincia de Guadalajara un tipo de turismo diferente y con muchos más beneficios. Son las vacaciones en el Parque Natural del Alto Tajo, unos días de descanso rodeados de más diversidad de fauna y flora, con extensos bosques, y de cuencas formando hoces. El alto tajo se extiende por más de 100.000 hectáreas y cubra 44 municipios en los cuales podréis encontrar casi 50 casas rurales donde alojaros en vuestras vacaciones.

Turismo rural en Alto Tajo

Algunos de estos municipios que os recomendamos visitar son Huertapelayo, Baños de Tajo, Alcoroches, Huertafernando, Ocentejo o Pinilla de Molina. En ellos podréis admirar la belleza del Alto Tajo que baña toda Guadalaja y parte de Cuenca.


El Parque Natural del Alto Tajo tiene numerosos rincones que descubrir y que sirven como miradores como son los Montes Universales que se encuentran en el corazón del parque. Estos montes engloban a su vez otros valles y sierras que los ríos Tajo, bullones y Cabrillas han ido horadando. Nos referimos por ejemplo a os Montes Picaza o a las Peñas del diablo, estas encierran curiosas cuevas y montañas desde las cuales se puede divisar toda la extensión del Alto Tajo.

Otra de las zonas características del alto Tajo son sus gargantas, cañones y hoces, por ellas atraviesan un sinfín de rutas que impresionan al conocer la profundidades de los desfiladeros de este parque. Las más destacas son el Barrando de la hoz o el Hundido de Armallones.


Lo mejor para descubrir cada uno de estos rincones y hacerlo acompañados de la máxima diversión es a través de actividades como  que os permita explorar el entorno como el senderismo o las rutas a caballo.

Alquiler de casas rurales en Alto Tajo

Estas casas rurales se encuentra perfectamente enclavadas en un entorno natural único que permiten al huésped tener un mayor contacto con la naturaleza desde que se levanta hasta que se acuesta.  Son unos alojamientos privilegiados que permiten al visitantes respirar aire puro continuamente y aunque esté dentro de la casa aún percibirá el olor a sierra, a pino y haya ya que el interior de estas casas es a base de madera creando ambientes rústicos y naturales.

Imagínate levantarte y poder tomarte un café en el exterior de la casa mientras una brisa a pino silvestre invade el ambiente y a lo lejos, tras un amplio prado verde puedes divisar los pinos, sabinas, o encinas y si te sumerges más podrás ver frondosos bojes y tilares. Tan maravillosa experiencia no esta ligada con un alojamiento que encarece  el viaje sino todo lo contrario ya que pasar la noche en 20 de estas casas puede costar por persona 20 euros.

Publicidad