Mapa
Filtrar
Ordenar por

58 casas rurales en Cuenca con Piscina

de 192 disponibles.

58 casas rurales en Cuenca con Piscina

de 192 disponibles.
1 a 20 de 58

Disfruta del turismo rural en Cuenca

Cuenca es uno de los destinos de interior que recibe un gran número de visitantes nacionales y extranjeros durante el año. Se trata de una provincia con muchos atractivos para el turismo, el propio casco antiguo de Cuenca ha sido declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO donde se pueden contemplar las hermosas casas colgadas sobre la hoz del río Huécar, el puente de San Pedro o la hermosa Catedral. Pero no sólo en la ciudad se encuentran todos los puntos de interés de Cuenca.

La provincia alberga un gran número de paisajes naturales de gran valor ecológico y medioambiental donde disfrutar de diferentes rutas de senderismo para conocer en profundidad la zona. Algunas de las zonas más conocidas son las Hoces de Alarcón, la Sierra de Altomira, el Complejo Lagunar del Río Moscas, la Cueva de la Ramera, la Ciudad Encantada, la Serranía de Cuenca o las Lagunas de Cañada del Hoyo, entre muchas otras más. En ellas se pueden realizar muchas actividades al aire libre, además de las rutas de senderismo se puede dar un paseo a caballo, una ruta en bicicleta de montaña, practicar la espeleología, el barranquismo, el kayak, el piragüismo o la escalada. Son actividades que tienen varios niveles y que se adaptan a la experiencia de todo tipo de público.

Quienes busquen disfrutar de una espada rural para conocer de primera mano todos los encantos de Cuenca les recomendamos que alquilen una casa rural en cualquiera de los municipios de la provincia. Las casas rurales son perfectas tanto si se viaja en pareja como si se hace en grupo porque disponen de mucha amplitud para albergar a un gran número de personas.

El clima de Cuenca en invierno es bastante duro, pues suele hacer mucho frío, pero si se visita en verano las temperaturas que se encuentran son muy altas. Es por ello que lo recomendable es alquilar una casa rural con piscina para poder refrescarse en los días de calor sofocante de la época estival. Las casas rurales con piscina son alojamientos que aportan mucha alegría a la estancia porque ofrecen la posibilidad de que tanto los niños como los mayores lo pasen en grande divirtiéndose y jugando en su interior mientras se refrescan. Así, si durante la estancia hay alguna jornada que no apetece salir, podrán divertirse con todas las zonas exteriores que alberga la casa: la terraza, la barbacoa y la piscina. ¿Qué más se puede pedir?

Publicidad