Mapa
Filtrar
Ordenar por

157 casas rurales en Granada con Piscina

de 214 disponibles.

157 casas rurales en Granada con Piscina

de 214 disponibles.
1 a 20 de 157

Disfruta del turismo rural en Granada

Al sur de la Península Ibérica, perteneciente a la comunidad de Andalucía, visitamos Granada, un destino que reúne pueblos con encanto, playas espectacualres, una fabulosa estación de esquí, zonas de montaña y ciudades espectaculares. Quienes busquen conocer la provincia y su hermosa ciudad les recomendamos alojarse en una de las casas rurales con piscina de Granada. Desde estos alojamientos podrán visitar lugares tan maravillosos como Pampaneira, Trévelez, Guadix, Salobreña, Nívar, Montefrío o Vélez de Benaudalla, entre muchos otros más

Las casas rurales con piscina de Granada son los mejores alojamientos de la provincia, teniendo en cuenta la relación entre la gran calidad de los servicios que ofrecen y el precio tan económico que disponen. Son sin duda el alojamiento preferido de los amantes de la naturaleza y del ocio activo, pues las casa rurales con piscina de Granada se encuentran ubicadas en emplazamientos privilegiados rodeados de zonas verdes. Levantarse por la mañana y dar un paseo por el campo o la montaña es un privilegio que no pueden aprovechar quienes viven en la ciudad.

Granada cuenta con una amplia oferta de casas rurales en su provincia, donde los visitantes podrán elegir aquellas que mejor se adapten a sus gustos y necesidades. Las hay pequeñas y coquetas pensadas para parejas y grandes ideales para viajes con amigos o en familia. Todas ellas tienen amplias habitaciones donde los visitantes se moverán con comodidad.

Una de las ventajas de las casas rurales con piscina de Granada es que disponen de todo el equipamiento necesario para que a los huéspedes no les falte de nada durante su estancia: una cocina con todos los electrodomésticos, un aseo perfectamente equipado, un gran salón-comedor, uno o dos aseos y los dormitorios correspondientes. Disponer de una cocina abaratará los gastos vacacionales al no estar los huéspedes obligados a comer fuera cada día, así podrán elegir comer en la casa rural o en un restaurante según les apetezca.

El principal atractivo de estos alojamientos es sin duda la piscina, ya que en verano es un placer poder refrescarte a cualquier hora del día, por ejemplo tras una larga jornada turística a la ciudad. Los exteriores de las casas rurales son perfectos para disfrutar de buenos momentos en familia, por ejemplo desayunando todos juntos en la terraza, preparando una barbacoa, jugando en la piscina, tomando el sol en la terraza, leyendo un buen libro en el jardín…

No cabe duda de que Granada es un destino apasionante donde disfrutar de unas vacaciones junto al mar o en la montaña donde dejarse llevar y perder la noción del tiempo.

Publicidad