Casas rurales en Guipúzcoa Característica buscada: Piscina

8 resultados
Precio pers/noche (aprox.):
Más caros  |  Más baratos
Nombre alojamiento:
(A-Z)  |  (Z-A)
Nombre población:
(A-Z)  |  (Z-A)
Número de vídeos:
Más vídeos  |  Menos vídeos
Valoración:
Mejor valorados
1 a 8 de 8

Escapada rural a Guipúzcoa

Guipúzcoa es la provincia más pequeña de España por extensión, pero aunque su territorio sea inferior, su riqueza natural es enorme. Es por ello que este reducto se ha convertido en uno de los destinos preferidos de los amantes del turismo rural. Los paisajes guipuzcoanos son de ensueño con frondosos bosques de color verde intenso que se transforman en mil tonalidades de rojo cuando llega el otoño. Todo su entorno natural es un gran tesoro que os recomendamos aprovechar si visitáis la provincia.

Los Parques Naturales de Guipúzcoa son 4: el Parque Natural Aizkorri-Aratz, el Parque Natural de Aralar, el Parque Natural de Peñas de Aia y el Parque Natural de Pagoeta. Por cualquiera de los cuatro se pueden realizar diferentes rutas de senderismo, paseos a caballo o disfrutar del cicloturismo por los caminos habilitados.

Otra opción para disfrutar de unas vacaciones en Guipúzcoa es conocer algunos de sus municipios con encanto, como son el pueblo de Segura, Zarautz, Hondarribia, Getaria, Astigarraga, Oñate, Arrasate o Bergara, entre muchos otros más. En muchos de ellos se pueden encontrar casas rurales donde alojarse durante la estancia en Guipúzcoa.

En toda la provincia hay un amplio abanico de casas rurales donde elegir. Si se realiza el viaje en verano la mejor opción es alquilar una casa rural con piscina para poder refrescarse del intenso calor estival. Este tipo de alojamientos son perfecto si se viaja con niños porque ofrecen muchas zonas exteriores donde pueden jugar y divertirse sin peligro, mientras los padres descansan en el interior. Además, los niños estarán encantados de tener en su propia casa de vacaciones una piscina donde darse un buen chapuzón a cualquier hora del día.

La ventaja de alquilar una casa rural con piscina es que son alojamientos muy tranquilos y agradables, al estar situados muy próximos a los municipios y algunos de ellos en su interior. De este modo se puede conocer cómo es la vida en los pueblos, su tradición, su cultura, su gente y su gastronomía típica. Además, son alojamientos que permiten a los visitantes tener toda la intimidad como si estuvieran en su propia casa.

No cabe duda de que Guipúzcoa es una provincia pequeña, pero que rebosa encanto por todos lados. La mayoría de municipios albergan algunas rutas y lugares de interés dentro de su término, por lo que os recomendamos aprovechar estas zonas para explorar un poco el territorio.