Casas rurales en Madrid : 205 resultados

Precio pers/noche (aprox.):
Más caros  |  Más baratos
Nombre alojamiento:
(A-Z)  |  (Z-A)
Nombre población:
(A-Z)  |  (Z-A)
Número de vídeos:
Más vídeos  |  Menos vídeos
Valoración:
Mejor valorados
Precio pers/noche (aprox.):
Más caros  |  Más baratos
Nombre alojamiento:
(A-Z)  |  (Z-A)
Nombre población:
(A-Z)  |  (Z-A)
Número de vídeos:
Más vídeos  |  Menos vídeos
Valoración:
Mejor valorados
1 a 20 de 205

Disfruta del turismo rural en Madrid

Casas rurales en Madrid: una forma diferente de sentir el turismo

La increíble variedad de lugares y experiencias, de los que podrás disfrutar en esta localidad y sus alrededores, no tiene parangón con ningún otro destino vacacional. Naturaleza en estado puro, una arquitectura extraordinaria incluso en los rincones más insospechados, gastronomía exquisita para todos los gustos, museos de talla internacional, espectáculos de toda clase y diversión a raudales para todo tipo de visitantes, desde los más adultos hasta los más pequeños de la familia. Todo forma parte del encanto de una comunidad que destila historia y vitalidad, una región de España donde el crisol de culturas es una realidad y sus gentes disfrutan de esa diversidad con la alegría y la amabilidad propia de una de las zonas más visitadas del mundo.


Madrid desde otro punto de vista

El alquiler de casas rurales en Madrid es la mejor forma de conocer la realidad de la zona, de sumergirte en sus tradiciones más antiguas y de asimilar sus verdaderas costumbres. Hay muchas clases de alojamientos con los que puedes contar alrededor de Madrid. Si vas con toda la familia o con un grupo de amigos considerable, lo más recomendable es el alquiler de una casa completa para disfrutar los unos de los otros sin tener que preocuparte por nada más. Si vas en pareja o con un grupo reducido de personas, con una o dos habitaciones compartidas serán más que suficientes. Hay que tener en cuenta que las casas rurales modernas suelen estar perfectamente equipadas. Barbacoas en el jardín, piscinas privadas, chimeneas de lo más acogedoras... son algunas de las posibilidades que te encontrarás cuando empieces a investigar a través de internet. Esta es una de las razones principales por las que hay que elegir bien la semana de vacaciones que nos vamos a tomar. Dependiendo de la época del año, tendrás que elegir unas características determinadas del alojamiento para amortizar al máximo tu estancia. No es lo mismo elegir una semana de diciembre que elegir una semana en pleno mes de agosto. Está claro que tus necesidades cambiarán completamente según las fechas que escojas.


Naturaleza y deporte al alcance de tu mano

La Sierra madrileña da mucho juego en este sentido. Durante el invierno, el esquí y el snowboard son los deportes de moda en estos parajes. La nieve, el sol y algunas de las instalaciones más modernas de todo el país te brindan la oportunidad de disfrutar de tus deportes de temporada favoritos con el clima y la seguridad siempre de tu parte. Durante el verano, estas mismas instalaciones se convierten en un centro de atracción turística muy diferente pero igualmente interesantes. Circuitos de mountain bike, tubbing y caminos naturales te harán disfrutar del aire libre en condiciones completamente distintas a las del invierno. Ciclismo de montaña, descensos por agua y senderismo son algunas de las actividades más entretenidas, pensadas para todos los miembros de la familia.


La historia de una capital de nivel internacional

Madrid está lleno de leyenda a lo largo y ancho de toda su geografía. Las casas rurales de Madrid te permiten ver algunos de los monumentos y edificios más emblemáticos de nuestra dilatada historia. El Monasterio del Escorial es uno de ellos. Este monumental edificio, levantado en medio de la Sierra de Guadarrama, fue erigido por orden de Felipe II en el siglo XVI. No sólo es un palacio real, como mucha gente sabe, también es una basílica, un panteón, una biblioteca y un monasterio. Toda una construcción en mitad de un valle, al pie de las montañas, que deja clara la relevancia que tuvo España en el mundo en épocas pasadas, un mundo que hoy no sería lo mismo sin la contribución de algunos de nuestros personajes más ilustres. El Palacio Real de Aranjuez es otro de estos edificios históricos de relevancia que no debemos pasar por alto, y está a tan solo 42 kilómetros de Madrid capital. Tampoco nos podemos olvidar de la Abadía de la Santa Cruz (conocido como el Valle de los Caídos). Dependiendo de dónde alquiles la casa rural, a unos 75 kilómetros hacia el sur de Madrid está la ciudad de Toledo, antigua capital del reino, un buen destino para pasar el día si estás cerca de la zona. En apenas una hora podrás disfrutar de una de las ciudades amuralladas con mayor realengo de toda la península. Ni qué decir tiene que la propia ciudad de Madrid tiene lugares de interés de sobras como para no acabar de conocerla nunca, como el Parque del Retiro, la Plaza Mayor, el Templo de Debod, la Plaza de la Cibeles, el Palacio Real, y museos tan importantes como el Thyssen-Bornemisza, el Museo Nacional del Prado o el Reina Sofía. Un paseo por el Retiro, una visita guiada al Museo del Prado y una comida típica en cualquier bar alrededor de la Puerta del Sol te dará una visión más realista de lo que esta gran ciudad está dispuesta a ofrecerte a ti y a cualquiera que quiera disfrutarla.< br />


Madrid: lugar de ocio por excelencia

Ir de compras es una de las maravillas de muchos foráneos. Madrid es esa clase de ciudades en las que puedes encontrar todo aquello que quieras o necesites. Ropa, artículos de lujo, tecnología, música para todos los gustos, alimentos de cualquier lugar del mundo, vehículos exclusivos... todo forma parte de ese encanto que hace que muchos turistas se acerquen a Madrid con la única intención de salir de compras. En lo que a cultura y diversión se refiere, los teatros son uno de los pilares fundamentales de esta comunidad. Representaciones muy difíciles de ver en ninguna otra ciudad del mundo, actores y estrenos de todo tipo harán las delicias de los amantes de la cultura y del cine en general. Las noches madrileñas son otro de los puntos fuertes para los más atrevidos. Espectáculos nocturnos de flamenco, jazz, rock y toda clase de sorpresas te esperan en cualquiera de los pubs que puedas y quieras descubrir.< br />