Mapa
Filtrar
Ordenar por

48 casas rurales en Navarra con Piscina

de 467 disponibles.

48 casas rurales en Navarra con Piscina

de 467 disponibles.
1 a 20 de 48

Disfruta del turismo rural en Navarra

Al norte de la Península Ibérica limitando con las provincias de Guipuzcoa, Álava, La Rioja, Zaragoza, Huesca y con el país vecino de Francia encontramos la comunidad de Navarra, un destino que conjuga en un mismo territorio paisajes espectaculares, una rica gastronomía y un hermoso patrimonio histórico-artístico. Para disfrutar de todos estos tesoros os recomendamos alquilar una casa rural con piscina en Navarra.

Desde las casas rurales con piscina de Navarra uno puede hacer rutas de senderismo por sus parajes naturales de gran valor ecológico y medioambiental, descubrir la arquitectura religiosa que data de hace siglos, visitar las fortalezas medievales, conocer todos sus pueblos con encanto, deleitarse con sus platos tradicionales, vivir sus fiestas y tradiciones, conocer sus gentes, descubrir la flora y la fauna del lugar y pasar unas vacaciones inigualables.

Quienes quieran disfrutar de unas estupendas vacaciones en Navarra les recomendamos alquilar una casas rural con piscina. Estos alojamientos se caracterizan por su comodidad y por estar pensados para el descanso y el bienestar de los huéspedes. Las casas rurales con piscina de Navarra se encuentran situadas en un enclave privilegiado, en el entorno natural navarro, pero a su vez a poca distancia de los principales puntos de interés. El ambiente tranquilo y agradable que rodea estas casas es perfecto para desconectar de la rutina y disfrutar del descanso con todas las comodidades.

Hay un amplio abanico de casas rurales con piscina en Navarra, pudiendo elegir desde casas más pequeñas y coquetas ideales para parejas o pequeñas familias o grandes casas pensadas para disfrutar con amigos o con toda la familia. Todos estos alojamientos disponen de grandes estancias donde los huéspedes se podrán mover con comodidad y de una cocina completamente equipada para que los visitantes tengan la posibilidad de preparar sus propios desayunos, comidas y cenas y no estar condicionados a tener que comer siempre fuera de casa.

Uno de los principales atractivos de las casas rurales de Navarra es su piscina privada donde los visitantes podrán darse un chapuzón refrescante a cualquier hora del día, jugar con los niños,relajarse en la piscina… Además, la mayoría de las casas rurales disponen también de zonas exteriores donde los huéspedes podrán preparar una barbacoa y comer todos juntos en la terraza, tomar el sol en el jardín, desayunar al aire libre, hacer una velada romántica bajo las estrellas…

Y lo mejor de las casas rurales con piscina de Navarra es su excelente relación calidad-precio, pues si las comparas con otros alojamientos resultan mucho más económicos, cómodos y prácticos y no tienes que compartir con otros huéspedes las zonas exteriores.

Publicidad