Casas rurales en Sierra Espuña

12 resultados
Precio pers/noche (aprox.):
Más caros  |  Más baratos
Nombre alojamiento:
(A-Z)  |  (Z-A)
Nombre población:
(A-Z)  |  (Z-A)
Número de vídeos:
Más vídeos  |  Menos vídeos
Valoración:
Mejor valorados
1 a 12 de 12

Escapada rural a Sierra Espuña

En el extremo oriental de la Cordillera Bética, en plena Cuenca del Segura, se encuentra el Parque Regional de Sierra Espuña. Este hermoso paraje pertenece a la Región de Murcia y en él se pueden contemplar zonas de cultivo, cumbres, fuentes, arroyos, barrancos y bosques de una belleza espectacular.

La Sierra Espuña es el lugar idóneo para disfrutar de unos días de desconexión del mundo en unos paisajes que invitan al relax. Para ello lo mejor es alquilar una casa rural en cualquiera de los municipios de la zona como Mula, Alhama de Murcia o Totana y disfrutar de los beneficios de estar en este preciado entorno natural.

Turismo rural en Sierra Espuña

Desde las casas rurales se pueden hacer diferentes actividades. Una de ellas puede ser conocer los puntos de interés de la Sierra Espuña, destacamos el Centro de visitantes Ricardo Codorniu, la Huerta Espuña, los Pozos de la Nieve, el Mirador del Collado Bermejo, el Mirador del Collado Mangueta, la Umbría de Mula o los Barrandos de Gebas, entre muchos otros más.


Otra alternativa muy interesante, además de las rutas de senderismo y cicloturismo por la zona, es practicar escalada o espeleología. La Sierra Espuña cuenta con las condiciones idóneas para la práctica de estos deportes y son muchos los aficionados que acuden a esta zona para disfrutar de jornadas de deprote al aire libre. En lo referente a la escalada “Las Paredes de Leiva” y “El Berro” son las zonas más populares, en lo referente a la espeleología “la Cueva Santa Bárbara”, “Sima del Lames” o “Sima de la Higuera”.

Alquiler de casas rurales en Sierra Espuña

Las casas rurales de la Sierra Espuña son rústicas y acogedoras. Los viajeros que se han hospedado en uno de estos alojamientos han dado muy buenas recomendaciones y es que por algo, cada año muchos de los visitantes repiten su estancia. La relación calidad-precio de las casas rurales es excelente, ya que ofrecen a los huéspedes todos los servicios y equipamiento para que su estancia sea confortable.

Una de las ventajas de alquilar una casa rural es disponer de estancias amplias y espaciosas donde reunirse toda la familia. Son alojamientos pensados para el bienestar y esto significa el disfrutar de espacios exteriores. Imaginad despertar en una preciosa habitación con vistas a la montaña, salir a desayunar a la terraza, luego ir a dar una vuelta por cualquiera de los municipios de la zona. Más tarde hacer una ruta de senderismo y acabar en un precioso pueblo comprando algunos productos elaborados artesanalmente. Llegar a la casa rural tras una agradable jornada y preparar una deliciosa cena para terminar el día cenando bajo las estrellas. ¿Puede haber algo mejor?