Embriágate con el aroma de la flor de azahar en tu primavera andaluza o valenciana

La flor de azahar o azahar a secas comienza a perfumar a finales de marzo muchas zonas de Andalucía y de toda la franja levantina, con especial intensidad en las provincias de Valencia, Castellón y Alicante. Aunque es una flor asociada principalmente al naranjo, el azahar también nace de otros frutales de la familia de los cítricos como son el cidro o el limonero.

En el caso de este último las flores presentan tonos violáceos, mientras que en el caso del naranjo o el mandarino la flor del azahar es blanca. Todas ellas cuentan, además de con un aroma embriagador, con entre 4 y 8 pétalos.


Se trata de una de las flores más carnosas y aromáticas que existen no sólo en árboles frutales sino en cualquier tipo de flor de la naturaleza. No en vano, el aceite esencial que desprende el azahar es utilizado como componente básico de la elaboración de muchas esencias, además de en medicina y en la industria farmacéutica por la gran cantidad de propiedades terapéuticas que presenta.


Los naranjos producen gran cantidad de flor ya que una gran cantidad de ella cae durante el tiempo que está en los árboles, creando en ocasiones en pequeño manto blanco en el suelo en las semanas posteriores a la floración. Aunque este proceso es símbolo de la llegada de la primavera en las zonas donde están más presentes, las altas temperaturas están llevando a los naranjos a una segunda floración a principio del mes de octubre.


Este tipo de flor puede observarse durante la época primaveral no sólo en los campos de cultivo de las citadas especies, sino también en las calles y plazas de muchas ciudades españolas (especialmente Valencia, Málaga, Córdoba y Sevilla), donde se utiliza como árbol ornamental y su agradable fragancia invade el ambiente urbano.

Ruta valenciana del azahar

 

naranjas y azahar

Valencia en particular y la Comunidad Valenciana en general es desde la época romana tierra de naranjos. La fertilidad de sus tierras, su calor constante y la brisa del mediterráneo forman un cóctel perfecto para la floración del naranjo. Algo que forma a finales del mes de marzo y principios de abril un precioso tapiz blanco en numerosas localidades y comarcas que acaban convirtiéndose en verdaderas rutas de la flor de azahar.
 

  • Ruta por la Costa del Azahar: Comenzando de norte a sur por la Comunidad Valenciana, habría que iniciar entre acequias y bancales la ruta por la provincia de Castellón y por la zona turística que lleva el nombre el naranjo en flor, la Costa del Azahar. Por concretar, la mayor concentración de azahar durante la primavera se encuentra en el sur de la provincia. Localidades como Nules, que dan nombre a la famosa variedad de naranja Clemenules, o Burriana o Almassora se encuentran totalmente rodeadas por naranjos desde la zona más cercana al mar hasta el interior y la montaña. Una flor que deja una gran huella no sólo en el paisaje sino también en la cultura, arquitectura, medio rural y en las tradiciones de sus gentes.
     

Si visitas esta zona podrás conocer no sólo los preciosos campos de azahar sino también las empresas naranjeras y los trabajos en la producción de la naranja desde la llegada del campo hasta que esta lista para el mercado.
 

  • Ruta sur de Valencia y norte de Alicante: al igual que sucede con la provincia de Castellón, podrás contemplar un sinfín de naranjos en flor y de mantos blancos de azahar a finales de marzo y principios de abril. Además de ello podrás disfrutar de como se configuran las costumbres y tradiciones que rodean a su cultivo. En la zona norte de Alicante, te recomendamos visitar la comarca de La Marina Alta, donde el turismo de sol y playa de Denia y Xàbia se combina a sus espaldas con gran cantidad de municipio productores de la naranja.
     

Lo mismo sucede con la comarca del sur de la provincia de Valencia como es La Safor, donde municipios turísticos como Denia o Cullera están completamente rodeados del azahar por estas fechas en municipios como Xeraco o Tavernes de la Valldigna.

Ruta andaluza del azahar

calles de naranjos - andalucia

 

 

Andalucía lleva en su sangre árabe el cultivo del naranjo y el nacimiento de la flor de Azahar. Aunque a diferencia de la Comunidad Valenciana, el azahar no se cultiva en grandes extensiones y como forma de vida, la flor del azahar está presente en grandes ciudades convirtiéndose su aroma en un intenso reclamo para viajeros y turistas.


Así pues, si viajas a ciudades como Sevilla, Málaga o Córdoba durante los meses de marzo y abril te será fácil sentir el aroma de la flor del azahar.