Ruta de la Lavanda: una aromática escapada para el final de la primavera

Reza el dicho que ‘la primavera la sangre altera’. Algo de esto le sucede también a una flor como la lavanda en los últimos coletazos de esta estación alrededor de una ruta de turismo rural muy bien definida. Antes de entrar en las zonas de mayor presencia de la lavanda conviene recordar que su época de floración varía dependiendo de cuestiones climáticas, de variedad o de la altitud donde se produzca.

Estas circunstancias provocan que el proceso de floración de la lavanda comience en el inicio de la primavera y pueda alargarse hasta bien entrado el verano. Existen un sinfín de casas rurales en las que disfrutar de todo este proceso de floración de la lavanda en las diferentes zonas donde se concentra su presencia.

 

Variedades de lavanda en España

flores de lavanda


Las variedades de lavanda que existen alrededor del mundo son centenares, aunque este número se reduce considerablemente si citamos las que se pueden encontrar en nuestro territorio. En primer lugar encontramos la comúnmente conocida como lavanda inglesa o también conocida como lavanda fina. Posiblemente se trate de la mejor lavanda por la calidad de su aceite esencial. Sus flores son pequeñas y presentan un color azul-violáceo. Su proceso de floración es muy variable concentrándose la mayor presencia de flores durante verano. El aceite esencial de esta lavanda sirve para tratar el insomnio, las quemaduras leves, los eczemas, los resfriados, los dolores de garganta, algunos casos de reumatismo e incluso es eficaz contra los piojos.


De floración más temprana es la lavanda intermedia, cuyo nombre científico es el de un híbrido entre la lavandula angustifolia y la lavandula latifolia.


La floración de esta lavanda se da entre finales de la primavera y principios del verano, sus flores presentan un color morado y la altura de la planta suele rondar los 80-120 cm. cuando está con flores.

 

Ruta de la Lavanda

Posiblemente cuando escuches algo sobre la Ruta de la Lavanda te venga a la mente la imagen de la Provenza y el triángulo de extensos campos de lavanda que forman Arles, Aviñón y Aix y que tanto fascinaron a genios de la talla de Van Gogh, Picasso o Cezanne.


Sin embargo no hace falta irse al país vecino para poder disfrutar de nuestra particular Ruta de la Lavanda. En lugares como Brihuega, cientos de hectáreas de vastas extensiones de tierra se tiñen de color azul y violeta en la bienvenida que la lavanda le da a la primavera. Este municipio de la provincia de Guadalajara, a escasos 45 minutos de Madrid capital, se convierte en un feliz sitio de peregrinación durante los últimos coletazos de la primavera, allá a principios del mes de junio.


En tu escapada rural hasta este municipio de La Alcarria podrás descubrir un destino que no tiene nada que envidiar a la Provenza francesa. Tanto es así que estas extensas plantaciones de lavanda tienen su inspiración en la región gala gracias a un agricultor de la zona que en un viaje a Francia descubrió las posibilidades de la planta y que las condiciones de Brihuega eran las indicadas para trasladar las plantaciones francesas hasta la localidad de Guadalajara.


Asimismo, podrás visitar la planta destiladora de la esencia de la lavanda de este destino y donde se produce nada menos que el 10% de la producción mundial de esencia de lavanda y cuya aplicación principal es en alta perfumería.

El Festival de la Lavanda

brihuega-guadalajara-spain


Aparte de ver como la lavanda ha conseguido revitalizar económicamente esta localidad de Guadalajara, en Brihuega podrás disfrutar durante el último fin de semana de julio del Festival de la Lavanda que suma ya cinco ediciones. Un festival abierto al público y entre grandes extensiones de lavanda florecida en el que podrás disfrutar de un picnic al atardecer acompañado de la mejor música en directo. El pasado año en Brihuega se dieron cita cantantes de la talla como la artista flamenca Estrella Morente o el malagueño Zenet.


Para asistir sólo hay que seguir un código de vestimenta en el que todos los asistentes vayan de blanco a una fiesta que acaba convirtiéndose en una de las noches más mágicas que se pueden respirar en Guadalajara.

 

Cómo llegar a La Alcarria

La provincia de Guadalajara y la región de La Alcarria son un territorio perfecto para el turismo rural gracias a las opciones de transporte que disponen los viajeros. La opción más cómoda es siempre el coche, ya que aporta un plus de libertad para moverse por donde uno quiera. Las vías principales de acceso son la A-2, R-2 y N-211.


Si prefieres optar por el tren tienes disponibles una red ferroviaria interesante tanto de cercanías como de AVE desde Madrid. En caso de necesitar desplazarte en avión, el aeropuerto de Madrid-Barajas (MAD), que está a unos 50 kilómetros de Guadalajara ciudad, es la mejor alternativa aérea.