Brihuega: disfruta del paraíso de la lavanda en pleno jardín La Alcarria

En la provincia de Guadalajara, muy cerca de Madrid, se ubica la localidad de Brihuega, municipio que está considerado paraíso de la lavanda y cuya floración da la bienvenida al verano cada año.

Se trata de un lugar de peregrinación para muchos viajeros durante los últimos coletazos de la primavera (a principios del mes de junio), cuando no quieren perderse el espectáculo en el que se convierten los cientos de hectáreas de campos de lavanda y que hacen de Brihuega el auténtico jardín de La Alcarria.


La floración que tiene lugar aquí no tiene nada que envidiar a la Provenza francesa. Tanto es así que estas plantaciones de lavanda tienen su inspiración en la región francesa debido al viaje de un agricultor local a Francia, donde se dio cuenta de las posibilidades de la planta y de que las condiciones de Brihuega eran idóneas para trasladar las plantaciones francesas hasta la localidad de Guadalajara.

El Festival de la Lavanda

brihuega-guadalajara-spain


Brihuega organiza el último fin de semana de julio el conocido como Festival de la Lavanda que sirve como excusa perfecta para visitar la localidad en plena época de floración y de paso descubrir el resto de atractivos que ofrece el municipio al curioso viajero.


En sus cinco ediciones se ha caracterizado por ser un festival abierto al público en el que podrás disfrutar en un marco incomparable de los campos floridos mientras organizas tu propio picnic al atardecer acompañado de la mejor música en directo. El pasado año en Brihuega se dieron cita cantantes de la talla como la artista flamenca Estrella Morente o el malagueño Zenet.


Como curiosidad y con el objetivo de darle mayor colorido si cabe al evento, la organización obliga a los asistentes a seguir un sencillo código de vestimenta en el que todos deben acudir a las noches musicales vestidos de color blanco.

Qué ver en Brihuega

Pero no sólo vive de lavanda el viajero que visita Brihuega. Hay mucho más. La localidad nos da la bienvenida en su mismo acceso con su antigua muralla del siglo XI y sus tres emblemáticos portones. Murallas que desembocan en el castillo de la Piedra Bermeja, una construcción fortificada que originariamente fue fortín de los árabes y en el que podrás disfrutar de sus numerosas influencias artísticas, ya que al inicial estilo de arte musulmán se le añadieron un siglo más tarde las estancias de estilo románico y posteriormente una capilla de estilo gótico.


Entrando más allá de las murallas descubrirás su casco antiguo en el que destacan gran cantidad de monumentos y arquitecturas como la iglesia de Santa María de la Peña -cercano al castillo de la Piedra Bermeja-. Se trata de un templo encuadrado en un lugar lleno de belleza y romanticismo, ideal para disfrutarlo en pareja.


La iglesia de San Felipe es un edificio a mitad camino entre el románico y el gótico -gótico de transición-. Este templo del siglo XIII es casi de visita obligada, dado que es posiblemente el más bello del municipio. Su ubicación da nombre al barrio de San Felipe. De igual manera sucede en el barrio de San Miguel con la iglesia de San Miguel, otro templo de carácter cristiano pero en este caso de clara inspiración del arte mudéjar toledano.


Otra de las visitas turísticas más demandadas en Brihuega es a sus cuevas árabes. Se trata de una red de cuevas que se abren por debajo de las calles y casas de Brihuega a modo de catacumbas. Siglos atrás sirvieron a la población árabe que por entonces habitaba en ella para protegerse de los atraques cristianos que llegaban desde Castilla la Mancha.

Gastronomía en Brihuega: el cabrito

 

lavinder

El plato estrella de la gastronomía de Brihuega y que es a su vez un auténtico reclamo para muchos viajeros es su cabrito. El cual se cocina asado al horno y aderezado con salsas de elaboración local en las que se mezcla el vinagre con diferentes hierbas aromáticas autóctonas. El cabrito, ya sea asado o a la brasa, suele servirse en cazuela de barro con patatas estilo panadera y con la citada salsa. No podrás evitar el querer hincarle el diente.

Cómo llegar a Brihuega

La provincia de Guadalajara y la región de La Alcarria son un territorio perfecto para el turismo rural gracias a las opciones de transporte que disponen los viajeros. La opción más cómoda es siempre el coche, ya que aporta un plus de libertad para moverse por donde uno quiera. Las vías principales de acceso son la A-2, R-2 y N-211. Si prefieres optar por el tren tienes disponibles una red ferroviaria interesante tanto de cercanías como de AVE desde Madrid. En caso de necesitar desplazarte en avión, el aeropuerto de Madrid-Barajas (MAD), que está a unos 50 kilómetros de Guadalajara ciudad, es la mejor alternativa aérea.