Nalda, disfruta de una tierra de cuevas, castillos y ciruelos en flor

En el centro de la Rioja rodeado de enormes extensiones de campos de ciruelos se encuentra casi escondida la localidad de Nalda, situada a escasos 15 kilómetros de la capital riojana de Logroño.

Una localidad con una enorme historia que se remonta a tiempo de batallas entre cristianos y musulmanes por el siglo IX, y cuya huella queda patente en la gran cantidad de monumentos y lugares de interés.


La localidad también es reconocida lejos de La Rioja como el pequeño Jerte por ser lugar de peregrinación durante la época de floración de su frutal más famoso, el ciruelo.

Día del Ciruelo en Flor de Nalda

mountains-la-rioja-spain

Al igual que sucede en Jerte, el valle de Nalda se transforma durante el mes de abril en una fiesta de la floración del ciruelo. De ahí que durante la primera semana del mes de abril se celebre el Día del Ciruelo en Flor en honor a este frutal y de la variedad que reina en ella: la Claudia Verde.


En este sentido, la primera semana del mes de abril con todos los valles florecidos se celebran diversas actividades como las exposiciones sobre el ciruelo y ventas de plantas y flores que tienen lugar en la Plaza de la Tela, donde se desarrollan gran parte de los actividades. Además, si vas por estas fechas podrás disfrutar de degustaciones de asados y platos tradicionales de la zona como las migas de pastor, zumos a base de ciruelas y otras frutas, unido a dulces y postres locales.


De la misma manera durante estas jornada tiene lugar la subida al espectacular Mirador del Castillo de Nalda, que te regalará maravillosas panorámicas de los ciruelos en flor sobre el Valle del Iregua. La subida viene acompañada de una visita guiada a los principales edificios con los que te encontrarás a tu paso. Es el caso de la Ermita de la Virgen de Villavieja y a las ruinas del Convento de San Antonio, desde el Cerro Lucero vista panorámica del Valle en flor y una visita didáctica al huerto escolar y plantación de Ciruelo Claudio y Ciruelo de la Rosa, con el acompañamiento de la Escuela de Nalda.

Qué ver en Nalda

Más allá de los ciruelos y de toda la oferta de actividades que llevan consigo, Nalda esconde grandes edificios y lugares que merecen ser visitados por el viajero. Es el caso de los Palomares de Nalda que te dejará impactado desde el primer vistazo. Se trata de unas cuevas excavadas en la roca de origen medieval que sirvieron de refugio y vivienda para los habitantes de la localidad. Se trata del mayor conjunto de cuevas del valle del Iregua y es el más concurrido por los viajeros en Nalda.


El edificio más majestuoso de todo el municipio es el Castillo de Nalda, un lugar de enorme valor patrimonial y que te regalará unas vistas de infarto desde el Valle de Iregua.


Si por algo destaca Nalda, además de por lo citado anteriormente, es por una orografía y una actividad montañosa que durante miles de años ha formado caprichosas formas. Es el caso de Peña Bajenza, un conjunto de rocas que presentan unas formas increíbles y en las que podrás disfrutar de una ruta propia.


Otro plan muy especial del que podrás disfrutar en Nalda es la visita a alguna de las varias ilustres bodegas de vino que allí podrás encontrar. En las inmediaciones de la localidad de Nalda podrás acceder a las prestigiosas bodegas de Gregorio Martínez. Además de la posibilidad de poder degustar algunos de sus mejores vinos podrás hacerlo contemplando unas increíbles vistas panorámicas a los viñedos y al valle del Irregua. Si te quedas con ganas de más la bodega ofrece un servicio de paseo a caballo por el valle, que podrás disfrutarlo tanto solo como en pareja.

Fiestas y tradiciones

Entre las principales festividades que celebra anualmente Nalda se encuentran las fiestas patronales en honor a su patrón San Roque, que tienen lugar entre los días 15 y 18 de agosto, y que congregan el interés tanto de turistas como de familiares de los vecinos de la localidad que repueblan la localidad durante estos días. Asimismo, cada 8 de septiembre tiene lugar la romería  en honor a la Virgen.

Cómo llegar a Nalda

Disfrutar de una escapada rural a la localidad riojana de Nalda no es es sencillo desde el punto de vista del transporte. Esta comunidad autónoma cuenta con una importante red de carreteras entre las que destacamos la  A-2, A-12, AP-68, AP-1, N-111 y N-232. Si necesitas desplazarte en avión cuentas con el Aeropuerto de Logroño-Agoncillo (RJL). Desde cualquiera de estas vías de comunicación podrás llegar a Nalda de manera rápida y cómoda.