Descubre el piorno en flor: el mayor regalo de la Sierra de Gredos

En el sur de Ávila se encuentra uno de los grandes regalos que nos ofrece la naturaleza, la famosa y turística Sierra de Gredos. Un paraje habitado por preciosos lagos, vertiginosos riscos, profundas gargantas y cabras montesas, que tienen en esta sierra su hábitat natural.

Pero sobre todo el mayor regalo que nos ofrece esta bella y espectacular sierra a finales de cada mes de mayo es la floración del piorno.


Es en estas fechas cuando la Sierra de Gredos se convierte en el paraíso de los piornos en flor. Pero, antes que nada, habría que definirlo: se trata de una flor de color intenso amarillo, aroma a vainilla y que florece en gran abundancia en la Sierra de Gredos. Aunque existen 13 especies diferentes que pueden sobrepasar el metro de altitud el más característico de esta sierra es el Piorno Serrano, que lleva este nombre debido a que habita en nuestro destino, la Sierra de Gredos.


Su presencia aquí se debe sobre todo a su resistencia, ya que es una variedad que se adecua perfectamente a los duros inviernos que tienen lugar en Gredos Norte. Esta selección natural hace que se convierta en el piorno que mayor protagonismo adquiere y el que florezca de manera más temprana en la Sierra de Gredos.

Festival del Piorno en Flor

cabra-montesa-piornos.jpg


Desde finales de mayo y hasta finales de junio y coincidiendo con la floración del Piorno, la Sierra de Gredos vive su particular fiesta con la celebración del Festival del Piorno en Flor, que desde el año 2011 organiza la consejería de Cultura y Turismo de la provincia de Ávila.


Un evento en el que las 26 localidades de la Sierra de Gredos se visten  de gala durante un mes para ofrecer a los visitantes un conjunto de actividades culturales y medioambientales de gran relevancia. Si acudes por estas fechas a la Sierra de Gredos podrás disfrutar de exposiciones como la de los usos tradicionales del piorno. También se organizan viajes y rutas por los 60 miradores que permiten observar el color amarillo del piorno en flor en 65.000 hectáreas, organizado por la Asociación de Empresarios de Gredos Norte (Asenorg).

Naturaleza en la Sierra de Gredos

Si el relieve convierte Gredos en una bella y espectacular montaña, desde el punto de vista biológico su hábitat nos ofrece uno de los espacios más interesantes de toda Europa occidental.


Así pues, en la Sierra de Gredos encontrarás montes que culminan en picos nevados, aire fresco impregnado de dulzor, bellas aves que sobrevuelan los picos de la sierra. Todo esto y mucho más componen la postal del reino del piorno en flor.


Una postal en la que tiene reservado un lugar especial la cabra montesa, también conocida en la zona como cabra de Gredos. Es junto al piorno un auténtico símbolo de la la sierra, donde se estima que habita desde hace unos 15.000 años. Sus actos de presencia en este destino se convierten en auténticos espectáculos en los que podrás disfrutar de sus increíbles habilidades para saltar y escalar por las empinadas cuestas y paredes de la Sierra de Gredos.

Historia y tradición en la Sierra de Gredos

sierra de candeleda

Juntos a todos estos tesoros de la naturaleza que te regalará la Sierra de Gredos, existen otros lugares que son sinónimo de la cultura y la historia de este paraje montañoso.


Uno de los ejemplos más claros de esto es la calzada romana del Puerto del Pico que atraviesa la sierra y que desde tiempos del imperio de la antigua Roma sirvió para comunicar sus pequeños poblados, y que a día de hoy sigue cumpliendo esta función. Esta senda une concretamente los macizos oriental y central de la Sierra de Gredos, y te recomendamos transitarla en un día soleado, pues ofrece vistas espectaculares de la sierra.

Pueblos y gastronomía en la Sierra de Gredos

Dos de los pueblos que no te puedes perder en la Sierra de Gredos son los de Candeleda y El Barco de Ávila. Candeleda es un municipio de origen medieval que te ofrece unas de las mejores vistas posibles a la Sierra de Gredos. No te pierdas las gargantas de Santa María, la Garganta de Chilla y la Garganta de Alardos, afluentes del río Tiétar que recorre la localidad.


Respecto a El Barco de Ávila no dejes de probar en tu visita a este precioso y medieval pueblo sus famosas y deliciosas judías. Son judías secas separadas de la vaina, procedentes de plantas de la familia de las leguminosas. Otro de los productos estrella es la manzana reineta.


Sus platos estrella son las patatas finas, cocinadas con arroz y bacalao, y la sopa de cachuela. Como postres destaca la cazuela o sopa borracha, una deliciosa mezcla de manzanas, azúcar, nueces y canela.