Recorre las rutas amarillas rodeado de los piornos en flor

Llega mayo y comienza el espectáculo. La Sierra de Gredos se convierte a finales de este mes y principios de junio en el reino de los piornos en flor. Pero, antes que nada, ¿qué es un piorno? Se trata de una llamativa flor de color intenso amarillo que florece a lo largo y ancho de esta sierra ubicada en la provincia de Ávila.

El piorno es un matorral que puede llegar a superar el metro de altitud y que es totalmente característico de la sierra de Gredos. No en vano, en ella conviven hasta un total de 13 especies diferentes: serrano, (especie mayoritaria del piornal de Gredos), cambrión, escobón morisco, carquesa o engordatorio, gatiña, cambriño, escoba blanca, codeso, retama cenicienta o hiniesta.


Sus flores son de color amarillo intenso y desprenden un fuerte olor similar al de la vainilla. La flor da lugar a un fruto en forma de legumbre pelosa que forma un tapiz amarillo que cubre valles enteros de la sierra creando un espectáculo de una belleza increíble.


Pero el espectáculo no solo se tiñe de amarillo, en la Sierra de Gredos encontrarás montes que culminan en picos nevados, aire fresco impregnado de aroma floral, aves que sobrevuelan los picos de la sierra y cabras montesas trepando por las paredes de Gredos. Todo esto y mucho más compone la postal del reino del piorno en flor a partir del mes de mayo cuando comienza su floración.

Piorno Serrano, Rey de Gredos

cytisus-purgans-casillas-mountain


La variedad del piorno serrano es con diferencia la más abundante que podrás encontrar en la Sierra de Gredos. Algo que se debe a que es la especie más resistente a los duros inviernos que tienen lugar en Gredos Norte. Esta selección natural hace que se convierta en el piorno que mayor protagonismo adquiere y el que florezca de manera más temprana en la Sierra de Gredos.


Festival del Piorno en Flor

Si viajas hasta la Sierra de Gredos te recomendamos hacerlo a partir de finales del mes de mayo. Es entonces cuando la consejería de Cultura y Turismo de Ávila organiza el Festival del Piorno en Flor, que se viene organizando desde el año 2011.

En total, hasta 26 localidades de la Sierra de Gredos celebran durante un mes (hasta finales de junio) un conjunto de actividades culturales y medioambientales sin parangón en toda la provincia de Ávila. Actividades culturales como una exposición sobre los usos tradicionales de esta planta, la subida  a los cerca de 60 miradores que permiten observar el color amarillo del piorno en flor a lo largo y ancho de 65.000 hectáreas. Una actividad organizada por la Asociación de Empresarios de Gredos Norte (Asenorg).

Piornales de la Sierra de Guadarrama

En la madrileña Sierra de Guadarrama, el piorno también es el protagonista durante su proceso de floración. Un proceso algo más tardío que el que tiene lugar en la Sierra de Gredos, pues comienza a finales del mes de junio. Es entonces cuando las laderas más altas de Guadarrama comienzan a pigmentarse de un intenso amarillo.


Al igual que sucede en la Sierra de Gredos, en Guadarrama predomina muy por encima del resto el tipo de piorno serrano con sus ramas verdes y flexibles que puede llegar a superar el metro de altitud. Esta flexibilidad es la que evita que pueda recibir daños durante el frío invierno.


Son matorrales densos en los que domina el piorno serrano (Cytisus oromediterraneus), un arbusto de ramas verdes y flexibles, gracias a las cuales puede permanecer enterrado por la nieve sin sufrir daños durante buena parte del invierno. Otro arbusto común en estas formaciones es el enebro rastrero (Juniperus communis subsp. hemisphaerica). Los piornales se extienden desde el límite superior del pinar hasta los 2.000 o 2.200 metros de altitud, aproximadamente. La floración del piorno constituye un auténtico espectáculo que ya llamó la atención de los viajeros que cruzaban los puertos serranos en el siglo XIX. Así, Charles Dembowski, narrando un viaje desde Madrid a Segovia, se refiere al puerto de Navacerrada, cuyas cercanías “están tapizadas de hermoso color amarillo por las retamas”. Un tapizado del que tú también podrás disfrutar a partir de finales del mes de junio.


Además del piorno serrano y otros tipos de variedades de esta preciosa flor amarilla, en la Sierra de Guadarrama florecen otro tipo de flores y plantas que son dignas de visitar y admirar en primera persona. Entre las especies vegetales más características de este ambiente podemos citar el espárrago de lobo (Orobanche rapum-genistae), especie que vive a expensas del piorno, y el hierbaluco (Linaria nivea).


No te lo pienses dos veces, haz las maletas y prepara tu fin de semana ideal. Una vez hayas sentido la calma y la adrenalina que te puede llegar a generar la Sierra de Guadarrama, ya tendrás tu lugar de vacaciones preferido.