Experimenta la magia de los cerezos en flor en la Sierra Mágina

La Sierra Mágina es un sistema montañoso que se encuentra enclavado en la parte noroccidental de la provincia de Jaén. Su pico más alto, el pico Mágina (2167 metros), da nombre a este macizo montañoso en el que conviven el Parque Natural de la Sierra Mágina, con infinidad de mitos y leyendas y con una espectacular explosión de aromas y colores que tiene lugar durante cada primavera gracias a la floración de los cerezos.

Floración del cerezo en Sierra Mágina

Sierra Mágina, Jaen


Hablar de la floración en la Sierra Magina nos lleva directamente hasta su zona norte, donde te encontrarás cual pequeño tesoro el municipio jienense de Torres. Es aquí donde encontrarás la mayor densidad de cerezos cuya floración comienza a partir de la segunda quincena de marzo. Este proceso tiene lugar aquí debido a que cuenta con un clima muy lluvioso durante los meses previos a la floración, lo cual crea de manera natural abundantes manantiales que son los responsables del estallido de las flores de los cerezos.


A partir de estas fechas, el verde de las plantas y el blanco de los cerezos en flor se apodera del valle para pasar a formar un extenso manto en los montes que rodean la localidad tales como Almadén, Aznaitín, Monteagudo y Las Cárceles Te recomendamos dedicar el máximo tiempo posible a pasear a lo largo y ancho de estos valles para descubrir la grandeza y preciosidad de los cerezos en flor desde diferentes vistas y desde los varios miradores que existen.


De su paisaje deberás visitar los parajes de Fuenmayor, Navaparís y sobre todo el de la espectacular catarata del Zurreón, desde lo alto de la cual podrás disfrutar de las vistas del valle teñido de blanco por los cerezos en flor.

Parque Natural de la Sierra Mágina

El Parque Natural de la Sierra Mágina es tal desde el año 1989. En tu visita no sólo descubrirás uno de los lugares con mayor cantidad de atractivos por metro cuadrado de toda la Sierra Mágina sino de toda la provincia de Jaén.


Te invitamos en primer lugar a descubrir el lugar donde los canteros habitaban siglos atrás. Se trata de Los Caracoles, que es el nombre que reciben las construcciones de piedra unidas sólo por su propio peso y que acababan formando chozas, piedra a piedra, que servían a los antiguos canteros para resguardarse durante el tiempo que tenían que trabajar lejos de su hogar y en tan duras condiciones. Existen estudios que relacionan esta arquitectura con antiguas construcciones celtas de Asturias y Galicia.


Más bello aún si cabe que Los Caracoles son la gran cantidad de adelfales (adelfas que se unen a ambos lados de un camino para formar una estructura a modo de túnel) que forman  extensos caminos de cuento que se forman en la zonas bajas de la sierra. No necesitarás buscar demasiado pues hay numerosos puntos de este parque donde se forman de manera natural.


En caso de que te sientas cansado en tu devenir por el parque natural, te invitamos a visitar la zona recreativa y de esparcimiento de Fuenmayor. Se encuentra situada al lado de uno de los muchos manantiales que pueblan la sierra y a sólo 7 kilómetros de la localidad y del río Torres. Podrás disfrutar de un picnic en buena compañía rodeado de centenarios árboles autóctonos de la zona como encinas, nogales o chopos.

Descubre la mágica Mágina

La Sierra Mágina alberga en sus valles y municipios algunas oscuras leyendas y misterios que a día de hoy siguen sin desvelarse y que podrás descubrir e indagar en primera persona en tu visita a esta zona. Es el caso del famoso fenómeno de teleplastia que tuvo lugar durante principios de los 70 en Bélmez de la Moraleda y que es mundialmente conocido como Las caras de Bélmez. Se trata de un fenómeno paranormal en el que una serie de enigmáticos rostros aparecieron en el suelo de la casa de María Gómez Cámara y que sigue despertando el interés de numerosos viajeros y visitantes.


Si eres amante de este tipo de fenómenos del más allá, en la Sierra Mágina encontrarás reminiscencias de antiguos rituales que se mantienen en la actualidad como las celebraciones alrededor del fuego o el agua para espantar posibles plagas, el curanderismo,  la predicción del futuro por las cabañuelas o la costumbre de tapar las cerraduras durante la Noche de Difuntos para que no entren los espíritus son algunas de las prácticas que a día de hoy todavía persisten en esta enigmática sierra.

Cómo llegar a la Sierra Mágina

Te proponemos las opciones de transporte posible para disfrutar de una escapada rural hasta la Sierra Mágina . En primer lugar deberás tomar las carreteras principales que conectan con Jaén A-4, A-32 y A-44, desde aquí te será sencillo por la cantidad de señalización disponible. En caso de viajar desde lejos y necesitar hacerlo mediante avión debes saber que Jaén no dispone de aeropuerto. El más cercano es el de Málaga, que se encuentra a unos 200 kilómetros.