Faja de las Flores: el grandioso balcón en el valle de Ordesa

La Faja de las Flores es un sendero de dificultad baja apto para cualquier persona que realice deporte que transcurre en lo alto del valle de Ordesa y que permite disfrutar de un mirador increíble tras superar un desnivel de 1.000 metros y las clavijas que flanquean ambos extremos del trayecto, el punto más temido del camino. Una excursión perfecta para disfrutar en familia.

El valle de Ordesa se encuentra en el Pirineo central de Huesca, concretamente en la comarca del Sobrarbe (Aragón). Ha sido declarado Patrimio de la Humanidad por la UNESCO por su importante valor medioambiental, del que nacieron el Parque Nacional de Ordesa y el Parque Nacional Monte Perdido. Comprende una amplia zona de pequeños valles y barrancos con picos que superan los 3.000 metros de altitud. Al norte hace de frontera natural con Francia.

 

Ruta de la Faja de las Flores

ruta de la faja de las flores.jpg

La ruta de la Faja de las Flores es un sendero que finaliza en un espectacular balcón de unos 3 kilómetros de longitud en lo alto del valle de Ordesa. Una vista privilegiada que bien merece la pena el esfuerzo de llegar hasta aquí para contemplar una panorámica propia de los mejores retratos paisajísticos. Disfruta del balcón del valle Ordesa y descansa en tu casa rural en Torla.


La visita a la Faja de las Flores es una ruta circular que se puede realizar por dos caminos, en dirección al circo de Carriata o en dirección al circo de Cotatuero. La elección debe depender de las condiciones físicas de los viajeros, ya que cabe tener en cuenta que presenta más dificultades descender por Cotatuero que por Carriata.


Nuestra recomendación, si dudas, es que optes por iniciar el camino de subida por las clavijas de Cotatuero, cuyo sendero arranca en la Virgen del Pilar. Aquí comienza la subida hacia el bosque.


Faja de las Flores: Brecha de Rolando

Cuando comiences el ascenso, tras pasar un refugio de madera, lo primero que te encontrarás será la Brecha de Rolando y las Clavijas. Un bocado en la montaña de 40 metros de ancho y de 100 de alto en el macizo del Monte Perdido. Cuenta la leyenda que este estrecho collado fue abierto por Rolando, sobrino de Carlomagno, cuando intentaba destruir su espada golpeándola contra la roca a la conclusión de la batalla de Roncesvalles. Este lugar es visible desde varios puntos, también desde territorio francés.


Faja de las Flores: las peligrosas clavijas

faja de las flores

Conforme el viajero avanza, el camino se va tornando más abrupto, creciendo la inseguridad de poder completar el recorrido, pero nada más lejos de la realidad. El paso previo a las clavija de Cotatuero es el más exigente pero dispondrás de agarres y un cable de acero para estar seguro en todo momento y facilitar el ascenso. El miedo es equiparable a la adrenalina que se quema en este punto clave de la Faja de las Flores donde la emoción está garantizada.


Una vez aquí la satisfacción aumenta por momentos. Al fondo, muy arriba, se divisa ya la Faja de las Flores. y las cascadas mejoran las ya de por sí espectaculares vistas del paisaje. Una vista que no debes perderte es la que tienes a tus espaldas, ya que desde lo alto podrás contemplar el circo de Cotatuero y el Monte Perdido.


En el momento pierdas de vista la Brecha de Rolando te encuentras ya en la entrada a la Faja de las Flores. Hablamos de un extraordinario balcón natural del valle de Ordesa que tiene una longitud de 3 kilómetros y se encuentra en el punto más alto. Un atractivo recorrido donde cruzarás por debajo de una inmensa roca sostenida en la pared. Aprovecha la ocasión porque pocas veces podrás gozar de una panorámica como esta.


Faja de las Flores: recomendaciones

Cuando te hayas recreado ha llegado el momento de comenzar el descenso. Las clavijas en si no son complicadas y el descenso no es del todo vertical, por lo que lo más complicado ya ha pasado. No obstante es recomendable ir provistos de un arnés y un mosquetón, así como de un casco por si cayera alguna piedra de forma accidental.


La excursión es larga, así que debes llevar agua para hidratarte durante el recorrido e incluso un frontal si decides realizar la ruta en fechas que anochezca pronto. En cuanto a la ropa es conveniente que sea cómodo y que vayas equivocado con ropa de abrigo que puedas ir despojándote poco a poco. Ten en cuenta que está en lo alto de la montaña y las condiciones climatológicas suelen ser extremas.


En fin, que la provincia de Huesca esconde este tesoro natural en forma de una ruta senderista que merece la pena disfrutar seas deportista o no. Las vistas desde este balcón del valle de Ordesa recompensan el esfuerzo necesario para alcanzar este punto privilegiado del Parque Natural.

Fuente de las imágenes